Gioja visitó exploración de hidrocarburos

De acuerdo a lo que se informó, en un proceso de Sísmica 2D Repsol YPF invirtió en el área de Tamberías más de dos millones de dólares. Es el único lugar en el país donde se está haciendo esta actividad, exceptuando al sector marítimo.
La búsqueda de hidrocarburos continúa en la provincia con muy buen ritmo. Una de las empresas que opera en San Juan, en la zona de Calingasta avanza con todo su desarrollo y actividad.

Atento a esto es que el Gobernador visitó ayer la zona de exploraciones de hidrocarburos en Calingasta, para corroborar el trabajo que realiza la empresa Repsol YPF en el proyecto Sísmica 2D denominado Tamberías.

En este trabajo, de acuerdo a lo que informó el vicepresidente de la Energía Provincial Sociedad del Estado -EPSE- Francisco Alcoba, en “un periodo de 35 días se hizo una inversión de más de 2 millones de dólares”. El funcionario destacó que “a nosotros nos pone muy orgullosos este nivel de inversión entendiendo que es en el único lugar del país donde Repsol YPF está haciendo este tipo de trabajo”. Vale aclarar que se refiere a la parte continental dado que hay trabajos similares en el mar argentino. Esto genera muy buenas expectativas en todas las personas que están involucradas en toda esta tarea.

Alcoba estima “que esta inversión que han realizado en Calingasta es muy importante, más si se entienden los tiempos que se viven en la actualidad”.

Según informó la empresa, en cuanto a datos técnicos se ha cubierto en la Sísmica 2D un total de 231 kilómetros cuadrados, 11 más de los 220 comprometidos por licitación. También se han tomado registros en 4.620 puntos con la misma cantidad (4.620) de estaciones receptoras y 22 pozos perforados entre 45 y 100 metros de profundidad, utilizados para determinar las velocidades del terreno y realizar las correcciones para hacer el procesamiento de los datos sísmicos.

Alcoba marcó que “cuando hablamos de la sísmica estamos refiriéndonos a una etapa avanzada de la exploración”. Es que las primeras tareas que se realizan a campo es determinar cuáles son los indicios que permiten saber si puede o no existir hidrocarburos. Para ello lo que se intenta conocer es toda la información superficial, saber cuál es la geología y la composición de las rocas. Con los resultados obtenidos se hace la sísmica que brindará datos para determinar cuál es el perfil de los suelos y sus condiciones y características que pueden determinar si hay o no lo que podría ser un yacimiento de petróleo o gas. Alcoba marcó que a partir de la terminación del proceso de 2D la información se envía a Buenos Aires para ser evaluada. Este proceso demora al menos entre 7 y 10 meses, tiempo en el que se tendrán los resultados.

Por otro lado se tiene que marcar que en un comunicado de prensa emitido desde el Gobierno “se resalta que para la realización de este proyecto se obtuvo la Cédula Ambiental correspondiente otorgada por la autoridad de aplicación de la provincia y todos los permisos de los propietarios de los campos; la adquisición de los datos fue obtenida con equipamiento de la más alta tecnología aplicada en el mundo y con los más altos estándares de la industria en calidad, seguridad y medio ambiente”.

“Además las operaciones fueron monitoreadas por los inspectores de la autoridad de aplicación de la provincia, y la fuente de energía utilizada fueron equipos vibradores que circularon a campo traviesa, sin abrir picadas”.

“Además de la registración de estos datos sísmicos también, como parte del compromiso ofertado, se reprocesaron más de 900 kilómetros de líneas 2D antiguas y fuera de compromiso más de 900 kilómetros de datos gravimetritos adquiridos, procesados e interpretados”.

Para finalizar, Gioja estuvo acompañado por el intendente Robert Garcés y Francisco Alcoba, quienes verificaron sobre el terreno la forma y metodología de avanzada que utiliza la contratista UGA SA para la obtención de datos con perforaciones que superan los 1.000 metros. VM.MP.

Comentá la nota