Gioja con intendentes, a ver a Kirchner por obras y urnas.

El ex presidente convocó a los sanjuaninos a Olivos. Irá un reducido grupo de jefes comunales.
Pensando en la ingeniería electoral para este año, el ex presidente Néstor Kirchner retomó sus reuniones con los intendentes justicialistas y la semana que viene se espera que llegue el turno de un reducido grupo de sanjuaninos, que asistirán liderados por el gobernador José Luis Gioja. El jefe del PJ nacional los invitó al nuevo bunker que montó en Olivos y, aunque aún no hay definido un día, se sabe que en el cónclave habrá dos temas centrales: el diagrama del plan de obra pública que beneficiará a los municipios y los lineamientos kirchneristas para ir de la mejor manera a las urnas en octubre.

En San Juan, el encuentro con el jefe del PJ nacional y posible candidato a diputado nacional en Buenos Aires se maneja con suma reserva. Quizá, porque no será para todos. Está reservado sólo para Gioja y un puñado de intendentes justicialistas de su riñonada, cuyos nombres, por ahora, no se saben.

Con el año electoral corriendo, los invitados harán pie en un escenario distinto que eligió el matrimonio K para articular acciones con las filas municipales de gran parte del país. Una oficina en la Residencia de Olivos que concentra los planes oficiales, con el escudero Sergio Massa, el ministro Florencio Randazzo, el secretario de Obras Públicas, José López; y el propio Kirchner como protagonistas.

La expectativa es grande. El plan de obra pública de la Casa Rosada para reducir el impacto de las crisis financiera se solventará con un monto nada despreciable de 70 mil millones de pesos que saldrá de la ANSES. Y los intendentes sanjuaninos, como sus pares de otros distritos que pasaron y pasarán por Olivos (Ver aparte), irán apostando a escuchar una buena noticia: que recibirán plata extra para obras en un año de elecciones. Además, según fuentes calificadas, es posible que se ponga la firma al acuerdo por pavimentos por algo más de 50 millones de pesos que ya fue anunciado en noviembre.

La inyección de recursos promete anuncios y efectos rápidos, con inauguraciones y cortes de cinta kirchneristas antes de los comicios.

Justamente la parada de octubre será el otro punto neurálgico del encuentro en Olivos, tal como dicta el temario que el santacruceño armó en sus reuniones de este mes con intendentes bonaerenses. Se espera que Kirchner haga un diagnóstico del Frente para la Victoria y pida esfuerza por una mayor adhesión desde el interior. Su atención está en Buenos Aires, en donde podría ser candidato, pero necesita también el resto para conseguir un triunfo que siembre de kirchneristas el Congreso y renueve fortalezas.

Comentá la nota