Gioja estuvo en Caracoles viendo el llenado

La belleza del paisaje sorprende. La velocidad en que se está llenando el dique emociona. Caracoles cada día se pone más lindo. Ayer estaban dejando salir agua para bajarle el nivel y ver cómo se comportan los instrumentos.
El gobernador José Luis Gioja supervisó ayer el proceso de llenado del nuevo dique Caracoles sobre el Río San Juan, donde dijo que “estamos juntando agua, éste es el sueño que parecía no llegar nunca. Hay un nuevo dique y ése es el progreso que está tocando a nuestras puertas”.

Gioja estuvo acompañado por el secretario general del Consejo Federal de Inversiones José Ciácera y el presidente del Bloque Justicialista Dr. Daniel Tomas, con quienes llegó hasta lo alto del paredón del dique que, el viernes pasado, empezó a llenarse tras la orden que impartió la presidenta Cristina Fernández desde Buenos Aires.

Desde ese lugar observó cómo se produce el llenado “que ya tiene unos 30 metros de altura de agua y que sirve para verificar y calibrar los instrumentos instalados en 10 casetas de auscultación distribuidas en el cuerpo de la presa”.

Según el Gobernador “hasta ahora todo se está comportando tal cual esperábamos” y reiteró que “siempre he dicho que este dique tiene un grado de seguridad espectacular, no obstante ser una zona geológicamente nueva y altamente sísmica”.

Gioja destacó el hecho de que “éste es el dique más alto de Argentina, y una obra que nos enorgullece a los sanjuaninos y debiera enorgullecer también a todos los argentinos” . Además, calculó que “si todo sigue así, en febrero vamos a estar probando las turbinas de generación de energía”.

El fin de semana, el nivel del agua llegó hasta la cota 1.025 y tapó la enorme rejilla amarilla que hace de filtro del descargador de fondo. Ayer estaban dejando salir agua para bajar unos tres metros el nivel y ver cómo se comportan los instrumentos y si acusan la merma, tanto por su nivel, como por la presión sobre el paredón y ver si los inclinómetros se mueven, ya que son los que marcan si la presa se mueve.

La recomendación de Gioja fue que “la gente no venga sola, porque no los van a dejar pasar por una cuestión de seguridad, ya que aquí todavía se está trabajando”.

Para visitar el lugar “hay que ir a la EPSE y anotarse, porque ellos los van a traer a todos los que quieran venir y los van a llevar a hacer una recorrida y les van a explicar todo. Pero no vengan en forma particular, porque no podrán pasar ya que hay mucho peligro en varios lugares todavía”, dijo el mandatario.

El dique Caracoles embalsará cuando termine de llenarse, 565 hectómetros cúbicos de agua, lo que es suficiente para asegurar el riego de unas 17.000 hectáreas que podrán agregarse a la superficie cultivada de San Juan y generará unos 715 Giga Whatts de electricidad por año, lo que representa el 40 por ciento del total de energía que consume San Juan.

En la presa, “se están terminando de construir los túneles del aliviadero que servirán para dejar pasar agua cuando las crecidas llenen el dique. También se está montando la línea eléctrica de transmisión de electricidad de 132 kV y que tiene 47 Km de longitud, para llevar la energía que se genere a la interconexión con el sistema nacional.

Comentá la nota