Gioja busca frenar la interna

Molesto con los que se anticiparon dijo que es una "estupidez" adelantarse a lo que vendrá en el 2011.

Apenas pasaron menos de dos semanas de las elecciones legislativas del 28 de junio y las internas del justicialismo ya saltaron entre dos dirigentes de peso como el intendente Marcelo Lima y el senador César Gioja, que están anotados para la sucesión de José Luis Gioja en el Gobierno provincial, y también hubo roces en la Cámara de Diputados de la provincia por la presidencia del bloque oficialista.

Ante ese panorama el gobernador Gioja y presidente del PJ sanjuanino salió apurado a frenar los movimientos internistas y ayer en Pocito en el festejo de un nuevo aniversario de la independencia nacional dijo que "hablar de internas hoy es lo más estúpido que pueda haber y ningún justicialista quiere ser estúpido".

Y advirtió: "Lo que hay que hacer es pensar que nos quedan dos años y medio de mandato, gobernar lo mejor posible, hacer todos los esfuerzos y cumplir con nuestra gente".

Los chispazos empezaron esta semana entre dos encumbrados dirigentes sanjuaninos como son el intendente del principal departamento de la provincia, que es Capital, en manos de Lima, y el senador Gioja, el hermano mayor de José Luis.

La pelea arrancó cuando César habló de que había departamentos donde "dilapidaron" el capital político del gobernador. Fue con referencia a que en Capital el Frente para la Victoria obtuvo el 44,71 por ciento de los sufragios, el porcentaje más bajo de toda la provincia.

Enojado con las afirmaciones del senador, Lima le respondió que le "debe costar el análisis, debe estar un poco nervioso, además he escuchado que ha hecho alguna renuncia", con referencia a la titularidad de la Comisión de Minería, Energía y Combustibles de la Cámara alta, cargo en el que el senador declinó continuar a partir de diciembre.

En el entorno del gobernador dijeron que no cayeron nada bien esas expresiones y hasta que hubo llamados a ambos para pedirles que bajen la pelota, como se dice en el ambiente futbolero.

No obstante, ayer Gioja insistió con que "es un problema de los que quieran hablar de internas. Por ahí lo que pasa es que alguien las potencia en algún medio y la verdad es que no sirve, porque no le hace bien a nadie. Son estupideces, y las estupideces no le hacen bien a la política ni a ninguna actividad humana porque al que las hace no le va bien".

Según dijeron fuentes cercanas al mandatario, la idea que tiene Gioja es que recién a principios del 2011 empiece el movimiento para designar a su posible sucesor. El no puede ir por un tercer mandato porque se lo prohibe la Constitución Provincial, que sólo permite una reelección. Y ahora Gioja está promediando su segundo período de gobierno.

Testigos de la reunión de gabinete del martes por la mañana dijeron que, además de los temas de gobierno y del problema de la gripe A, también Gioja aprovechó el encuentro para bajarles líneas a sus colaboradores y pedirles que se dediquen a la tarea de gobernar y se dejen de andar con especulaciones políticas. Incluso de habla de que en los próximos días también va a citar a los intendentes departamentales para repetirles su pensamiento.

El otro tema que también le molestó a Gioja esta semana fue el cruce entre el diputado nacional electo y titular del bloque del PJ en Diputados, Daniel Tomas, con el diputado Eduardo Bustelo. Este último pidió en declaraciones radiales que el nuevo presidente del bloque no sea una "fotocopia de lo que actualmente está". Y Tomas le reclamó que "no es peronista y por eso no entiende el proyecto".

Comentá la nota