Gimnasia buscó y mereció más

El urgido conjunto jujeño estuvo dos veces en ventaja en Mendoza, pero terminó 2-2 con Godoy Cruz; su propuesta ofensiva no tuvo premio

Su buena estrella iluminó a Godoy Cruz en el momento justo para salvar un punto. Fue en medio de la adversidad que se le presentó por errores propios y virtudes de un empeñoso Gimnasia jujeño, que está dispuesto a dar todo por quedarse en la categoría.

Los mendocinos tenían la oportunidad de alejarse más del lote de conjuntos en riesgo de descenso, pero, endulzados por el empate con Boca en La Bombonera, arrancaron muy lejos de la dinámica y la profundidad que suelen exhibir como locales.

La desorientación se ahondó con el gol en contra de Leiva, que descolocó a Ibáñez tras un centro de Gómez peinado por Ferradas. Peor aún se volvió el desarrollo para los dirigidos por Cocca cuando a los 22 minutos se fue expulsado Olmedo por una brusca acción sobre Iuvalé.

Con la diferencia, Gimnasia ganó confianza, optimizó los espacios entre su defensa y su medio campo y no sufrió sobresaltos. Excepto uno, nada menos que el del 1-1: a los 35 minutos, un fulminante pique y un centro de Borghello fueron capitalizados por Figueroa.

Antes del descanso, cada equipo produjo una ocasión para desnivelar, pero fallaron primero el uruguayo Martínez, por mala puntería, y luego Mateo, en un mano a mano con Ibáñez.

En el segundo tiempo se vio lo mejor, con dos conjuntos que fueron pura entrega. Gimnasia jugó como si los tres puntos fueran un único rédito posible y mostró gran vocación ofensiva, pero le faltó aprovechar los punzantes ingresos de Gómez por la izquierda y Ferradas por la derecha. Sin embargo, éste, a los 11 minutos, puso al club norteño 2-1 al frente.

El empeño de Borghello en la delantera no alcanzó para el empate mendocino, pero a los 32 un pelotazo cruzado de Rojas, que no parecía una amenaza, fue muy bien conectado por Figueroa, y así llegó el alivio para el local.

Quedaban 13 minutos y Gimnasia, dadas sus urgencias, siguió atacando con un gran gasto de energía, que volvió a poner a Godoy Cruz al borde de la derrota. Pero nada quebraría el 2-2.

LO NEGATIVO

Otra alerta de violencia

A los 25 min, Pezzuti vio caer cerca una piedra del tamaño de una pelota de tenis. El árbitro Maglio amenazó con una suspensión y Caruso suplicó calma a los hinchas locales.

LA FRASE I

Autocrítica de Arzubialde

"Tras el segundo gol nuestro debí rearmar la defensa, pero me distraje un minuto y nos empataron", indicó el DT de Gimnasia, que, por otro lado, valoró su invicto en 4 partidos.

LA FRASE II

Bronca por la tarjeta roja

"Nunca voy con mala leche", se excusó Olmedo tras su expulsión. "Me dijo que no me echaba por el golpe, sino por lo que podría haber pasado", reveló sobre el referí.

Comentá la nota