El gigante General Motors anuncia hoy que va a la quiebra

Ocurre luego de que ayer los acreedores aceptaron un plan de canje de deuda.
El mayor fabricante de automóviles de Estados Unidos, General Motors, se prepara para declararse hoy, lunes, en quiebra, después de que ayer los acreedores de la automotriz aprobaron un plan según el cual renuncian a cobrar su deuda a cambio de obtener una participación en la nueva compañía.

El presidente Barack Obama hará anuncios sobre la industria automovilística, poco después de que General Motors comunique su bancarrota.

El plan acordado ayer es la receta de reestructuración del Departamento del Tesoro para crear un nuevo grupo automotriz sin las actividades que le ocasionaron a GM sus mayores pérdidas.

El Tesoro había dado a los acreedores hasta última hora del sábado para que se pronunciaran sobre el plan. Finalmente ayer, un portavoz de los tenedores de bonos anunció el veredicto: la mayoría de los acreedores aceptó intercambiar la deuda de 27.000 millones de dólares de la compañía por acciones, un hecho que facilitará la reorganización del fabricante de automóviles después de que solicite protección federal por bancarrota, como se espera que lo anuncie hoy Fritz Henderson, presidente de GM, en una rueda de prensa en Nueva York, sede del tribunal de quiebras.

La automotriz debía un total de 27.000 millones de dólares a los acreedores, que a cambio de su renuncia obtendrán un diez por ciento en el nuevo grupo, con la posibilidad de incrementarlo luego a hasta un 25 por ciento.

La compañía estuvo trabajando durante el fin de semana para tomar sus últimas decisiones sobre cómo proceder con el tribunal de quiebras. Tiene un plazo impuesto por el gobierno hasta hoy, 1° de junio, para terminar sus planes.

Así, hoy será el día D para el sector automotriz norteamericano. "Las palabras 'GM en bancarrota' dejan a muchos estadounidenses de mi generación en estado de conmoción económica", aseguró ayer en el diario Wall Street Journal el escritor P.J. O'Rourke. "Es tan perturbador como escuchar hablar de 'fotos de mamá desnuda'", agregó.

El ex número uno mundial del automóvil, que apuesta a la vía judicial para su posterior recuperación, ha visto desplomarse 33% el valor de su acción, que el viernes se situó en menos de 1 dólar por primera vez desde 1933, al cerrar en 0,75 centavos en la Bolsa de Nueva York.

GM ha logrado sobrevivir financieramente gracias a casi 20.000 millones de dólares de ayuda gubernamental y conseguirá unos 30.000 millones más cuando reorganice sus finanzas bajo protección de un tribunal de quiebras. A cambio de los US$ 50.000 millones en ayuda de los contribuyentes, el gobierno tomará una participación de 72,5%.

Los activos adquiridos por Washington serán la base de la nueva General Motors, cuyo capital estará repartido entre el Departamento del Tesoro (72,5%), el sindicato United Auto Workers (un 17,5%) y los acreedores (10%).

El competidor de GM, Chrysler, que se declaró en bancarrota hace un mes, parecía ayer a punto de salir de ella, al término de un rapidísimo proceso de reestructuración de su deuda, sus accionistas y su aparato industrial. La firma espera el fallo judicial sobre su plan para la creación de un nuevo consorcio, "New CarCo".

Comentá la nota