GIANO: "EN ENTRE RIOS NO TENEMOS CASOS DE DENGUE HASTA EL MOMENTO".

El ministro de Salud y Acción Social, Ángel Giano, informó que hasta el momento no se ha registrado ningún caso de dengue en la provincia • Por su parte el representante en Argentina de la Organización Panamericana de la Salud, José Antonio Pagés, ponderó ayer, junto a la ministra Graciela Ocaña, en el informe brindado al Senado de la Nación, "la tarea de prevención realizada por el Gobierno de Entre Ríos, que hace que no haya circulación viral en esa provincia".

"Esto marca claramente que el trabajo de prevención que hemos realizado desde abril de 2008, por decisión del gobernador Sergio Urribarri, ha sido efectivo", destacó el ministro Giano y señaló además que "la red de vigilancia epidemiológica de la provincia funcionó a pleno ante la presunción de los primeros casos, lo cual lleva tranquilidad a todos".

Consultado ayer por medios nacionales, José Antonio Pagés, representante en Argentina de la Organización Panamericana de la Salud, informó que la epidemia que enfrenta el país "es parte del avance de la enfermedad en América Latina y el Caribe, desde hace dos décadas, que aumentó su incidencia por "las migraciones y los barrios marginales, el inadecuado manejo ambiental, y los efectos del calentamiento global", señaló. "Lamentablemente son las provincias del norte argentino las más afectadas no sólo por dengue, sino también por la enfermedad de Chagas, fiebre amarilla, y malaria", enfatizó Pagés y destacó "la tarea de prevención realizada por provincias como Entre Ríos que hace que no haya circulación viral en esa provincia".

• Acciones preventivas

Las acciones instrumentadas en Entre Ríos para frenar el avance de enfermedades como el dengue o la leishmaniasis fueron ejecutadas en todo el territorio provincial, donde además participaron promotores de salud de Cafesg que vienen realizando esta tarea desde el 2006, la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, la Subsecretaría de Servicios Asistenciales y Gestión, por expertos de la Universidad Nacional de Buenos Aires, así como por las direcciones de Epidemiología, del Primer Nivel de Atención, entre otras. La tarea además implicó definir mensajes de prevención para difundir en la población y la coordinación con organizaciones intermedias y otras áreas de gobierno, para llegar con recomendaciones claras y precisas.

De este modo en los talleres y actualizaciones se instruyó en aspectos de la biología y ecología de los mosquitos en general, su rol como transmisores de enfermedades, estrategias de prevención, detección de criaderos, metodología de muestreo para la estimación de la abundancia de este mosquito, generalidades de estas enfermedades, aspectos socio-culturales asociados a estas enfermedades.

Asimismo se establecieron protocolos de funcionamiento, notificación, diagnóstico y tratamiento que permitieron evaluar la capacidad operativa de respuesta rápida según regiones; se elaboraron mapas de riesgo zonales; se brindaron recomendaciones técnicas para que cada uno de los hospitales y centros de salud de la provincia conformen su propio comité de contingencia, y se estableció una red de derivación hospitalaria y de laboratorios de referencia; se preparó al recurso humano para contención social y la coordinación de tareas comunitarias; se estableció una coordinación con autoridades municipales para asegurar el bloqueo químico (fumigación) de acuerdo a los protocolos previamente establecidos, para que éstos mantengan tareas de desmalezado y limpieza entre otras medidas instrumentadas por el Ministerio de Salud y Acción Social y la Secretaría de Salud.

"Es una tarea que debe continuar en cada casa, en cada domicilio, para desechar todo recipiente que pueda acumular agua donde se cría el mosquito; esta es la forma más efectiva de luchar contra la enfermedad", indicó Fabiana Leiva, subsecretaria de Prevención y Promoción de la Salud.

• Recomendaciones para viajeros

Las autoridades de salud de la provincia recomiendan en lo posible suspender o reprogramar viajes hacia las zonas afectadas, y para el caso de personas que viajen hacia el norte y noreste de Argentina, a Bolivia, Paraguay y Brasil, se sugiere: evitar exponerse a los mosquitos; utilizar repelente; vestir ropa clara que cubra brazos y piernas; usar espirales, pastillas o líquidos fumigantes en los lugares donde se duerme.

Para aquellos viajeros que regresen se recomienda consultar inmediatamente a un servicio de salud ante la aparición de fiebre alta repentina; decaimiento general; dolores musculares y/o dolor detrás de los ojos en los días posteriores al viaje.

Además se pide que por precaución no se "automedique", por precaución no tome aspirinas, e informar al profesional médico si la persona estuvo en zonas donde había dengue.

Comentá la nota