Giacomino: Vuelvan a trabajar, yo soy el jefe

El intendente cruzó duro al gremio, pero luego dijo que el diálogo "nunca se cerró". La conducción del Suoem hizo una presentación en su contra por "incumplimiento de los deberes de funcionario".
La pelea entre los municipales y el intendente Daniel Giacomino se volvió a recalentar ayer luego de que los dirigentes del gremio denunciaran al titular del Palacio 6 de Julio en la Justicia por "incumplimiento de los deberes de funcionario público". Por su lado, el responsable del Ejecutivo los trató de "patoteros" y les recordó que él "es el jefe".

La mañana comenzó ayer de lo más agitada porque los trabajadores marcharon hasta la sede de Tribunales II, donde uno de los abogados del Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (Suoem), Héctor Cedrón, realizó una presentación en la que solicitan que se investigue al intendente Giacomino porque entiende que se hizo una liquidación de los haberes que "resta dinero" a los agentes.

"Se ha constatado que el decreto 2.228 no fue publicado en el Boletín Oficial (que aplica los descuentos de los adicionales), por lo tanto se recaería en una estafa. Es necesario que sea presentado con antelación en el boletín sí o sí, después veremos cómo seguimos la lucha", dijo Cedrón, desde la sede de Tribunales II, donde unos 100 municipales marcharon para pedir que se haga lugar a esta presentación judicial.

La información fue cuestionada por el subsecretario de Gobierno, Javier Alegre Capo; y por el asesor letrado municipal, Carlos Varas, quienes explicaron que se trata de una estrategia del Suoem, y que "no hubo ninguna irregularidad".

"Es una medida que se puede tomar, que hace a la vida interna (de la Municipalidad. Ellos (los empleados municipales) no trabajaron horas extras y no pueden cobrarlas. Lo que están haciendo es un planteo abstracto", aseguró Varas.

"El intendente quería honrar su compromiso de pagar el último día del mes, pagó el 1º (de julio), aunque tenía tiempo hasta el 7. Como esa carga de datos no pudo hacerse en la parte habitual, que es Recursos Humanos (por las asambleas), se dictó esta resolución, que se debían realizar las deducciones de horas no trabajadas. Eso no quiere decir que hayan estado incorrectos los calculados, puede haber diferencias de 8 a 15 pesos, pero a favor de los empleados", expresó a Día a Día Alegre Capo.

Límites. Más allá de las explicaciones técnicas que realizaron sus funcionarios, Giacomino salió ayer con los tapones de punta, molesto porque se cumplió la cuarta semana sin la prestación regular de los servicios.

"(Los municipales) no me amedrentarán. No se puede gobernar sino les ponemos un freno. Hay que ponerles un freno a esto, que vuelvan a trabajar que es lo que quieren los cordobeses", cuestionó Giacomino. Quien les recordó: "Yo soy el jefe". "Y no me digan después que los amenazo –agregó el intendente–... porque hay que ponerles freno a estos patoteros".

Comentá la nota