Giacomino retoca el gabinete y ratifica su pertenencia K

El intendente de la ciudad de Córdoba, Daniel Giacomino, pondrá en escena su enésimo equipo de colaboradores en menos de dos años de gestión, en un cambio de gabinete signado por dos señales: un recorte de la planta política y la cada vez más marcada injerencia de los K en el Palacio 6 de Julio.
El intendente terminó de definir su equipo en su último viaje a la Capital Federal, donde recibió la sugerencia de ubicar a Simón Dasenchich, el titular de la Epec durante la gestión de José Manuel de la Sota y actual director de la empresa administradora del mercado eléctrico nacional Camesa, en la Secretaría de Obras y Servicios Públicos del municipio.

El futuro funcionario municipal es un hombre de confianza del ministro de Planificación Federal de la Nación, Julio De Vido, una de las piezas clave en el esquema de poder kirchnerista.

Acompañan el arribo de Dasenchich fuertes rumores sobre la intención de Electroingeniería, una empresa que ha tenido gran desarrollo en la gestión provincial de De la Sota y en la nacional de los Kirchner, de tener fuerte intervención en la obra pública de la ciudad de Córdoba.

Desde la Municipalidad aclararon que Electroingeniería participa ya a través del sistema de Unión Transitoria de Empresas de cloacas y obras viales, mientras que en la empresa dijeron que su atención está puesta en cuestiones más vinculadas con desarrollo inmobiliario y emprendimientos eléctricos.

Más allá de las explicaciones formales, Electroingeniería encargó hace algunas semanas un relevamiento de las demandas más urgentes que tiene la ciudad de Córdoba. "No necesitamos de Dasenchich para interesarnos en la obra pública de la Municipalidad", explicó un vocero de la firma.

El secretario de Gobierno de la Municipalidad, Guillermo Luque, negó que haya relación entre el futuro funcionario y la empresa, resaltó los antecedentes del designado y destacó: "Hay una decisión de jerarquizar un área, darle un especial impulso a la obra pública y trabajar en forma coordinada con la Nación y la Provincia".

En realidad, la Municipalidad casi no tiene presupuesto para Obra Pública, y lo que ejecuta son fondos que vienen de la Nación, en una cifra que ronda los 700 millones de pesos.

De Obras Públicas dependerá Infraestructura, donde iría un funcionario con buenos vínculos con el kirchnerismo, y Transporte, repartición que seguirá en manos en Gustavo Bermúdez.

El desdoblamiento de Obras Públicas de Desarrollo Urbano, en la que seguirá Daniel Rey, era un reclamo del Suoem desde hace tiempo, con lo cual también se envía una señal política en ese sentido a una semana de haber acordado con el gremio.

Otras señales políticas se leen en la designación de Cristina Castaldi en una dirección de la Secretaría de Educación, una dirigente vinculada a Eduardo Accastello, el principal referente de los K en Córdoba.

Achique. En las demás secretarías no habrá cambios de importancia, más allá de algunas bajas.

En la nueva orgánica que ingresó al Concejo Deliberante, el Ejecutivo baja a 93 la planta política hasta el cargo de directores sobre unos 110 puestos que hay en la actualidad.

A eso hay que sumarle las subdirecciones, donde habrá también una poda según los funcionarios municipales.

El Concejo podría aprobar hoy mismo la nueva orgánica municipal.

Nuevo gabinete

Obras y Servicios Públicos. Simón Dasenchich.

Planeamiento Urbano y Desarrollo Económico. Daniel Rey.

Gobierno y Participación Ciudadana. Guillermo Luque.

Salud. Marcela Almagro.

Economía. Miguel Pozzolo.

Ambiente. Fernando Cámara.

Educación y Cultura. Álvaro Ruiz Moreno.

Desarrollo Social. Horacio Viqueira.

Privada. Marcel Bonetto.

Comentá la nota