Giacomino relanza la gestión y el juecismo busca organizarse

Hace exactamente un año atrás, en la primera evocación de las polémicas elecciones del 2 de setiembre de 2007, Luis Juez y Daniel Giacomino dejaron expuestas sus ya por entonces indisimulables diferencias políticas dentro del Frente Cívico, que ganó la intendencia de Córdoba, pero perdió la gobernación por escaso margen ante el peronismo.
No obstante, en 2008 ambos dirigentes compartieron un mismo acto recordatorio, y cuestionaron –con distinto énfasis– el supuesto fraude del que dicen haber sido víctimas en aquellos recordados comicios.

Hoy, el escenario es muy diferente. Los dos están en proyectos políticos antagónicos (Juez como senador electo por el Frente Cívico, y Giacomino recostado en el kirchnerismo, pero buscando generar su propio partido) y también tienen programadas actividades disímiles por esta efemérides cara a la historia del Frente Cívico.

Juez dice que no tiene nada para festejar y sigue sosteniendo que se trata del "día más negro" en la historia de la democracia de Córdoba, pero aprovechará para replantear el futuro del Frente Cívico. Desde las 19.30 reunirá a 1.500 dirigentes de toda la provincia en el Estadio del Centro, para proclamar la nueva estructura organizativa de su fuerza política, a través de juntas promotoras departamentales.

"Obvio que vamos a recordar lo que pasó el 2 de setiembre de 2007, pero sin que la cuestión del fraude nos resulte paralizante. Tenemos presente que hace dos años nos robaron un sueño, pero venimos de ganar una elección y ya nos estamos preparando para 2011", remarcó Juez.

Para el líder del Frente Cívico, hoy "está más claro que nunca" el porqué del "fraude" electoral en 2007. "Dijimos que el PJ necesitaba evitar que llegáramos al poder y garantizarse así cuatro años más para emprolijar el desastre que generó desde 1999. Al poco tiempo estalló el vaciamiento de la Caja de Jubilaciones, el fracaso del gerenciamiento del Ipam, el desastre del Banco de Córdoba y ahora la deuda provincial. A todo esto lo anticipamos en 2007 y nadie nos creyó", machacó.

En ese marco, el líder opositor volvió a pedir al gobernador Juan Schiaretti un "sinceramiento" de los números de la Provincia, y le reclamó que deje de responsabilizar exclusivamente a la Nación por los "desmanejos" que hubo en las sucesivas gestiones del PJ desde 1999 a la fecha.

Ciudad en marcha. Por su lado, Giacomino también admite que el 2-S "no es un día de festejos", pero tampoco de luto. Por eso prefirió recordar en esta fecha su triunfo electoral de hace dos años atrás, con distintas actividades tendientes a poner en valor su actual gestión como intendente de Córdoba.

Durante toda la jornada, Giacomino recorrerá personalmente –acompañado de algunos de sus secretarios– lugares emblemáticos para los 20 meses que lleva de gestión. Será el caso, por ejemplo, de la firma Crese, el remodelado Teatro Griego, un punto verde de selección de residuos, el nuevo centro vecinal de barrio Ciudadela (como eje del presupuesto participativo), el Parque de las Naciones, almorzará en una escuela municipal y también destacará inversiones en el Hospital de Urgencias.

Las actividades cerrarán por la noche con una juntada de funcionarios y dirigentes –previo pago de una tarjeta– para un brindis que tendrá lugar en la confitería de la Estación Mitre.

Asimismo, en el plano político, el giacominismo está preparando un acto para el 18 de este mes, en lugar a confirmar.

Comentá la nota