Giacomino recuperó la agenda, pero no tiene votos para aprobarla

Aliado con el PJ, la UCR y Riutort le arrebató al juecismo la voz cantante en el Concejo.
El reciente surgimiento en el Concejo Deliberante de Córdoba de dos grandes acuerdos políticos para ejercer los desdibujados roles de mayoría (giacoministas, UCR, PJ y riutoristas) y minoría (el juecismo en pleno) no parece implicar todavía un reaseguro de gobernabilidad para el intendente Daniel Giacomino, ni mucho menos una promesa de tránsito ágil de las iniciativas del Ejecutivo.

La "nueva mayoría", que concentra 18 votos de pertenencia difusa y coincidencias muy coyunturales hasta ahora se anota como éxito más notorio el haber suplido, durante dos sesiones consecutivas, a la Comisión de Labor Parlamentaria en la tarea de marcar la agenda de temas que se discutirán en el recinto y en las comisiones.

Labor quedó prácticamente desarticulada tras la pelea que el pasado 22 de octubre protagonizaron el bloque juecista y todas las demás bancadas, cuando la sesión terminó en escándalo tras la negativa del Frente Cívico a habilitar un repudio a Luis Juez.

Más allá de ese hecho administrativo, la "nueva mayoría" no dio todavía un gesto contundente de respaldo al intendente, en algún tema de real peso para la suerte de la gestión.

Las pruebas de fuego al respecto sobrevendrán en las próximas semanas, cuando se traten, por ejemplo, la aprobación de la cuenta del ejercicio 2008 y el presupuesto general para 2010. Son proyectos que describen, mejor que ningún otro, la performance de la actual gestión.

Por lo pronto, esos 18 ediles peronistas, giacoministas, radicales y peronistas no intentaron reflotar, por caso, el aumento del precio del cospel, una auténtica urgencia para el Ejecutivo.

El único proyecto con cierta relevancia que puede mostrar a esa mayoría unida en los próximos días es el referido a la fijación de topes progresivos en el gasto salarial, respecto al presupuesto total: 60 por ciento para este año; 55 por ciento para 2010; y 50 por ciento para 2011.

El giacominismo, que reúne cuatro votos propios, tampoco hace una apuesta demasiado optimista. Gustavo Barrionuevo blanqueó que el acuerdo con el PJ, la UCR y Riutort "es legislativo, no político", y que por ahora apunta a consensuar la agenda del Concejo, sin que eso implique un acompañamiento expreso a todo lo que el Ejecutivo necesite.

Desde el juecismo, Walter Nostrala le facturó a la nueva mayoría ser "la cara del bipartidismo", que a su juicio enfrenta al Frente Cívico porque "le acaba de arruinar dos negocios: la suba del cospel y la construcción en altura en el ex 141".

Acta

El viceintendente Carlos Vicente informó sobre los avances en el cumplimiento del acta de compromiso público "Por un Concejo Deliberante transparente y participativo", firmada en enero por diversas organizaciones y medios de comunicación.

Destacó que se han cumplido la mayoría de los puntos sobre transparencia, atención e información.

Comentá la nota