Giacomino recupera caja de $ 132 millones

Es el dinero que le reportarán el aumento del 15% en tasas y la merma en subsidios al transporte urbano / El pago de sueldos quedó asegurado con un anticipo de $ 20 millones que le giró Schiaretti.
Buenas noticias para las cuentas municipales de Córdoba, que engordarán su alicaída billetera, y malas para los vecinos, que sentirán en sus bolsillos más peso de impuestos y servicios.

Entre el reciente aumento en el precio del cospel de transporte (pasó de 1,50 a dos pesos) y el incremento del 15 por ciento dispuesto en todas las tasas, la gestión del intendente Daniel Giacomino recuperará en 2010 la disponibilidad de unos 132 millones de pesos.

En el Palacio 6 de Julio esperan liberar seis millones de pesos mensuales que hasta ahora se utilizaban para subsidiar parte de la tarifa al sistema de transporte urbano. Y otros cinco millones de pesos extra provendrán de la polémica suba impositiva, que ayer cosechó críticas unánimes de todo el arco de concejales opositores.

Si bien el intendente tenía facultad legal (otorgada en 2008 por el propio Concejo) para disponer ese incremento por decreto, los ediles le reprocharon a coro la contradicción en que incurrió al asegurar desde hace meses que no habría ninguna suba.

Precisamente esa afirmación de Giacomino fue la que, durante el tratamiento del legislativo del presupuesto 2010, despertó mayores críticas respecto a que el nivel de gasto estaba "descalzado", porque había una sobreestimación de ingresos.

A los dos ítems ya mencionados, para mejorar su disponibilidad de fondos en caja el municipio tiene también expectativas por lograr el ingreso de unos cuatro millones de pesos mensuales, a partir de tareas de regularización dominial que permitirán mejorar la recaudación por tasa a la propiedad.

De todos modos, en ese caso se trata de un ingreso potencial, atado a tareas de fiscalización que todavía no se iniciaron.

Salvataje. Mientras esa es parte del panorama que se abre para 2010, en el primer mes del año el ahogo financiero municipal obliga a revisar las cuentas día por día.

Ayer, como si fuera un regalo de los Reyes Magos, el gobernador Juan Schiaretti le confirmó a Giacomino el depósito de un anticipo de coparticipación por 20 millones de pesos. Esa cifra, sumada a otros importes ya disponibles (15 millones de pesos de varias cuentas municipales y otros 10 millones producto de "anticipos" impositivos que pagaron de grandes contribuyentes), le permitieron al secretario de Economía, Gabriel Bermúdez, confirmar el pago de los salarios de diciembre a los municipales.

"El intendente había dejado cubierto el tema sueldos antes de irse de vacaciones. Había varias opciones", precisó una fuente de Economía municipal.

Para cumplir esa obligación hacen falta alrededor de 43 millones de pesos y el último plazo para depositar los fondos es el próximo jueves. Trascendió que, si logra cerrar administrativamente el depósito del dinero antes mencionado, la Municipalidad podría llegar a pagar mañana mismo.

En la práctica, los 20 millones de pesos que anticipa la Provincia vienen a suplir un ATN (Adelanto del Tesoro Nacional) por el mismo monto que Giacomino estaba gestionando desde hace semanas ante el kirchnerismo, pero cuya llegada viene muy dilatada.

La correlación entre la suerte de ambas "ayudas" es tal, que todavía no está resuelto si el anticipo provincial se devolverá en cuotas fijas sin interés (como es habitual), o bien si el municipio repondrá directamente ese monto cuando reciba el ATN de la Nación.

Lo concreto es que el auxilio financiero provincial le permitirá una vez más a Giacomino salir del atolladero.

Hasta agosto pasado, sobre un total de 40 millones de pesos que había entregado la administración provincial en concepto de adelantos, poco más de la mitad (23 millones) fue a parar a las arcas del municipio capitalino.

En otro orden, la gestión Giacomino también logró acomodar ayer los números en las empresas Tamse y Crese, a las que asistió con fondos propios.

En el caso de la empresa recolectora de residuos, le giró dos millones de pesos, para achicar el pago de salarios. Ahora Crese debe conseguir por su cuenta, en el mercado bancario, otros siete millones de pesos.

Algo similar ocurrió en Tamse, donde el aporte municipal fue de dos millones de pesos, mientras que la firma debe gestionar por su cuenta otros ocho millones.

20 millones de anticipo

Es el adelanto de coparticipación que le giró la Provincia al municipio y que permitió asegurar el pago de sueldos para el jueves. Esa plata representa casi la mitad de la masa salarial a liquidar.

11 millones a la caja por mes

En 2010, la gestión Giacomino dispondrá de unos 11 millones de pesos extras por mes. Seis millones surgen de ahorrarse subsidios al transporte, y otros cinco por el aumento de tasas.

Comentá la nota