Giacomino quiere crecer a costa del Frente Cívico

El nuevo partido político que quiere crear el intendente de Córdoba, Daniel Giacomino, no tiene todavía nombre concreto, ni plazos para tomar forma legal (se habla de antes de fin de año), pero ya se conocen los trazos gruesos respecto adónde apuntará ideológicamente y cómo piensan sus referentes nutrir su militancia.
Giacomino pretende que su partido recoja adhesiones "del tercer sector" –por fuera del PJ y la UCR–, que a su criterio hoy es un nicho vacante, que "no tiene representación política firme". En otras palabras: viene a disputar el mismo espacio y clientela electoral que el Frente Cívico que orienta Luis Juez, y del cual él también fue parte hasta que asumió como intendente, hace menos de dos años.

Giacomino dice que su idea es dar pelea en 2011 a nivel municipal y provincial, con lo cual podría medir fuerzas con el juecismo. ¿Cuáles serían los rasgos distintivos entre ambas fuerzas? En el acto que realizó días atrás en el Comedor Universitario, el propio intendente se encargó de perfilar sus diferencias con Juez. Dijo que su partido tendrá "definiciones ideológicas claras y estables" y una conducción pluralista, sin personalismos.

"No vengo a hacer giacominismo. Acá cada dirigente tendrá su pensamiento y su lugar propio", aclaró, atacando por elevación la conducción unipersonal de Juez, que a su criterio "vació de contenido político" al Frente Cívico.

En el análisis de Giacomino, que hizo todo lo que estuvo a su alcance –y ciertamente lo logró– para embarrarle el reciente triunfo electoral que obtuvo Juez en las legislativas del 28 de junio, el Frente Cívico se transformó en una estructura caduca, que se alejó de sus postulados fundacionales de 2003. Y es a partir de ese diagnóstico que quiere captar la frana social que no ocupa el bipartidismo.

Entre las movidas que puso en marcha Giacomino para su armado político se cuenta también el intento de captación de referentes del Frente Cívico. Hay un par de casos a la vista. El más evidente es el del viceintendente, Carlos Vicente, hasta no hace mucho considerado un juecista puro, que llegó a maltratar varias veces en público a Giacomino.

A través de este diario le reprochó, por caso, que lo consultaba poco y nada para gestionar y hasta le pidió que "se ponga a gobernar de una vez".

Pero ahora, desde que rompió el bloque juecista de concejales y prohijó la creación de un bloque de cinco edilas que le responden a él, Vicente tiene con Giacomino una muy buena relación, mientras que con Juez casi no le quedan puentes.

Colaboradores del actual intendente no descartan que el futuro los encuentre coincidiendo en un mismo espacio. Recordemos que Vicente no oculta su intención de dar pelea por la Intendencia en 2011, ni Giacomino archivó –según refrescó varias veces en la última semana– su sueño de ser gobernador.

Otra pata de la "incursión" giacominista en la coalición está dada por la decisión de dar pelea, a través del renunciante secretario de Educación municipal, Alvaro Ruiz Moreno, en la interna de Córdoba en Acción, partido presidido por la edil Alejandra Del Bocca y que es socio del juecismo en el Frente Cívico.

Del Bocca criticó a Ruiz Moreno por invocar a Córdoba en Acción como parte del Movimiento del Bicentenario que está pergeñando Giacomino.

Lo acusó de "mentir" y "confundir" no sólo a los seguidores de ese partido, sino "también a Giacomino, haciéndole creer que por colgar un cartel es el dueño de un espacio político".

También recordó que en 2003, cuando Córdoba en Acción perdió las elecciones locales, Ruiz Moreno "se borró y se retiró" de la política y que "ahora vuelve, arrogándose una representación que no tiene".

Comentá la nota