Giacomino pidió un préstamo a Schiaretti para desagües mientras espera los fondos nacionales

La Provincia le dio a la Municipalidad $ 31 M para comenzar obras en 9 barrios.
El gobernador Juan Schiaretti y el intendente Daniel Giacomino firmaron ayer en Casa de Gobierno un acuerdo a través del cual la Provincia le dará a la Municipalidad capitalina un crédito de 31 millones de pesos para realizar desagües en Córdoba Capital, una obra necesaria para la ciudad que viene matizada con un fuerte trasfondo político.

Giacomino recordó que las obras ya estaban planeadas y licitadas, pero no podían comenzar debido a los retrasos en el envío de los fondos por parte del gobierno nacional, situación que se salvó a través de un crédito provincial financiado por el Banco de Córdoba.

La semana pasada Schiaretti había ofrecido a Giacomino "salir juntos a buscar financiación", aunque esta solución no se implementó debido a que Giacomino esperaba ser recibido por el ministro de Planificación, Julio De Vido, para hacer los últimos intentos para conseguir estos fondos.

Sin embargo, la audiencia de la semana pasada fue cancelada por "problemas de agenda" de De Vido, y el intendente no volvió a insistir sobre el tema hasta hoy que se conoció que será la Provincia la que finalmente terminará prestando los fondos para la realización de los desagües.

Pese a la definición de "soldado" del kirchnerismo que profesa el intendente capitalino, algunas fuentes indicaron el "enojo" de De Vido por el reemplazo del secretario de Obras Públicas de la Municipalidad, Simón Dasenchich, un hombre del riñón del ministro de Planificación de la Nación, por Daniel Rey, un funcionario con nula llegada a la Casa Rosada.

"Hemos firmado un acuerdo con la Nación pero los fondos lamentablemente no llegaron, y lo que ha hecho la Provincia es adelantarlos a través del Banco", confirmó el intendente.

Además, Giacomino explicó que con estos fondos se realizarán "nueve de los 16 desagües que ya teníamos licitados y adjudicados", y que el crédito será "a un año y los intereses serán pagados a medias entre el gobierno provincial y el de la ciudad", indicó.

Las obras comenzarían en los barrios Iponá, Alta Córdoba, Los Olmos, Marqués de Sobremonte y Argüello.

Por su parte, Schiaretti expresó que «el gobierno provincial no va a mirar para el costado si hay dificultades de infraestructura en la Capital, como no lo hacemos en otras ciudades del interior que también requieren de obras importantes».

Asimismo, el gobernador anunció el envío a la Legislatura del proyecto para transformar en ley el funcionamiento de los consorcios canaleros que permita hacer y mantener los canales de desagote en el interior provincial.

Comentá la nota