Giacomino pidió otra ayuda a la Nación

Solicitó una asistencia a la Jefatura de Gabinete y más subsidios a Transporte. La respuesta llegaría la semana próxima.
Luego de la tregua que la conciliación obligatoria impuso en el conflicto entre la Municipalidad de Córdoba y el gremio de los trabajadores municipales (Suoem), el intendente de Córdoba, Daniel Giacomino, inició gestiones ante el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner para paliar con recursos nacionales el déficit crónico y creciente de las finanzas municipales.

Pese a que oficialmente no se informó cuánto dinero solicitó Giacomino, trascendió que la cifra se acerca a los 50 millones de pesos. La respuesta de Aníbal Fernández, jefe de Gabinete, fue que la semana próxima habría una contestación al respecto. En el Palacio 6 de Julio predomina el optimismo, aunque consideran que la cifra de la ayuda extraordinaria solicitada difícilmente se acerque a la necesitada.

Giacomino este mes precisó un adelanto de coparticipación de 10 millones de pesos de la Provincia para poder cumplir con el pago de sueldos. Ese anticipo le resta ahora cuatro o cinco días de recaudación a las arcas municipales, y nadie imagina, aun dentro del municipio, cómo hará el Ejecutivo para pagar los sueldos de octubre. En paralelo, la situación con los proveedores se agrava por la deuda que registra la administración municipal.

Los fondos solicitados a la Nación apuntan a achicar esa deuda y a garantizar el pago de sueldos y aguinaldos. De la respuesta que llegue de la Nación dependerá la oferta salarial que el municipio le presentará al Suoem en el transcurso de las negociaciones que las partes deberán mantener durante la conciliación obligatoria.

Giacomino también se reunió en Buenos Aires con Juan Pablo Schiavi, secretario de Transporte de la Nación. Planteó la imposibilidad de aumentar la tarifa del transporte urbano por la falta de respaldo político en el Concejo Deliberante, la insuficiencia de los recursos que envía la Nación para cubrir el aumento salarial a los choferes y la grave situación financiera que atraviesan las prestatarias.

La respuesta fue que la situación será analizada. Además, el funcionario nacional ratificó la continuidad del ferrourbano.

La dependencia financiera de la Nación nunca fue tan palpable en el ámbito municipal. Los gestos políticos acompañan esa realidad y anoche Giacomino compartió con otros dos intendentes kirchneristas el palco donde habló el ex presidente Néstor Kirchner.

A la hora de responder las preguntas de la prensa, Kirchner no comprometió una ayuda especial al intendente de Córdoba. "La Nación ayudará al intendente y la gobernador, como lo hace con los demás" dijo.

Calma a medias. La situación gremial puertas adentro de la Municipalidad de Córdoba se relajó ayer luego de que la Secretaría de Trabajo notificara la conciliación obligatoria, pero la atención distó de ser normal. Continuaron las asambleas en la mayor parte de las reparticiones y durante el día continuó el campamento en contra de los concursos en Salud –que ya fueron suspendidos– en la explanada del Palacio 6 de Julio.

El gremio prometió acatar desde hoy la conciliación. Ahora, desde numerosas áreas se denuncia la falta de insumos.

Qué espera el municipio

Pedido de auxilio financiero. Giacomino solicitó a la jefatura de Gabinete una ayuda económica para el pago de sueldos y aguinaldos y para la reducción de la deuda con proveedores. Trascendió que la cifra reclamada se acerca a los 50 millones de pesos. La Nación prometió una respuesta al pedido para la semana próxima.

Subsidios al transporte. El intendente planteó a la Secretaría de Transporte de la Nación –y a la Jefatura de Gabinete, que ahora administra los subsidios– un aporte extraordinario que le permita al municipio compensar las transferencias de recursos a Tamse y a las empresas privadas. Informó sobre la imposibilidad de aumentar la tarifa.

Comentá la nota