Giacomino pide al Concejo partidas para pagar sueldos

Quiere derivar a salarios y servicios $ 26 millones asignados a obras / Necesita el aval de 21 concejales pero todavía no lo obtuvo / La definición está en manos del juecismo.
En la cuenta regresiva para juntar los 46 millones de pesos que necesita para abonar los sueldos de diciembre a los municipales antes del 7 de enero, el intendente de Córdoba, Daniel Giacomino, se jugará una carta brava hoy en el Concejo Deliberante, que celebra su última sesión extraordinaria del año.

El Ejecutivo ya espera el envío desde la Nación de una ayuda de 20 millones de pesos. Y también pretende ahora que el Concejo le libere hoy otros 16 millones, que en principio estaban reservados para obra pública, y poder cubrir así gastos corrientes. Si logra concretar ambas gestiones, el intendente se acercaría el objetivo de mínima que se planteó de honrar los compromisos salariales en tiempo y forma.

En rigor, Giacomino les solicitó a los ediles autorización para cambiar el destino de 26 millones de pesos, de los cuales 16 millones irían –como quedó dicho– a sueldos, y el resto al pago de servicios.

Como la necesidad tiene cara de hereje, esa urgencia del intendente motivó que ayer (justo en el Día de los Inocentes) sus concejales retornaran a la Comisión de Labor Parlamentaria, cuyas reuniones habían quedado desactivadas desde octubre pasado.

¿El motivo de esa vuelta? Seducir al juecismo para que acceda a tratar sobre tablas la mencionada rectificación presupuestaria. Es que como el tema en cuestión no tiene preferencia legislativa, para ser debatido hoy en el recinto necesita dos tercios de los votos (21 voluntades), imposibles de alcanzar para el oficialismo si no suma al menos a una de las dos fracciones del Frente Cívico (juecistas y vicentistas).

La UCR ya anticipó que sus seis ediles no acompañarán esa iniciativa; sí lo haría el bloque Eva Duarte de Olga Riutort.

La bancada juecista señaló que dará una respuesta recién hoy, aunque trascendió que no habilitará el tratamiento del tema que pide el giacominismo.

El oficialismo también intentaría tratar sobre tablas la suspensión de la vigencia de la ordenanza que creó en 2008 un Fondo de Obras Públicas (FOB) con afectación específica a ese rubro. El tema es que el Ejecutivo ya habría utilizado el dinero para gastos corrientes.

Según estimaciones de algunos concejales, a junio pasado, el FOB llevaba acumulados casi 20 millones de pesos.

En este caso, también se requieren 21 votos para tratar la cuestión y el giacominismo está complicado para conseguirlos. Pero además, si la suspensión de la norma se aprobara, regirá hacia adelante, y queda la incógnita sobre cómo se resuelve el tema hacia atrás. Para varios opositores, no hay muchas opciones: o el intendente repone al FOB el dinero utilizado o podría recibir una denuncia penal.

El temario de la última sesión

Modificación presupuestaria. El Ejecutivo pide autorización para derivar 26 millones de pesos de obra pública a gastos corrientes.

Prórroga a Siemens. Para que esa firma administre hasta el 30 de junio de 2010 el sistema de pago del transporte urbano, mientras se hace una nueva licitación.

Prórroga a taxis y remises. Autorizar a modelos 1999 a seguir circulando por seis meses hasta efectivizar la renovación de la unidad.

Suspender vigencia del Fondo de Obra Pública. Acumula recursos con afectación específica ese rubro, pero el Ejecutivo ya lo gastó en otros rubros.

Comentá la nota