Giacomino, a un paso de sumar a la concejala Trigo

En cuanto su esposo Marcelo Cáceres se sume al gabinete, la edila (hoy juecista) pasará al bloque Social por Córdoba. Viqueira estaría buscando lugar en Lockheed.
Mientras todavía está pendiente de definición cuándo y dónde se insertará el ex juecista Marcelo Cáceres en el gabinete de la Municipalidad de Córdoba, sí se sabe que por añadidura a esa incorporación, el intendente Daniel Giacomino también logrará sumar una nueva adherente en el Concejo Deliberante. La referencia es para la concejala Sandra Trigo, que actualmente integra el bloque juecista del Frente Cívico y que estaría dispuesta a blanquear su pase a la bancada Social por Córdoba (giacominismo).

Todos estos movimientos están condicionados a que Cáceres, quien hace varias semanas trabaja de hecho con Giacomino (lo acompañó en su reciente encuentro con Néstor Kirchner), formalice el desempeño de un rol concreto en el municipio.

Las alternativas, como hemos venido anticipando, son que se reflote a su medida la Secretaría de Relaciones Institucionales, para lo cual debería mediar un cambio en la estructura orgánica del Ejecutivo; o bien que Cáceres reemplace a alguno de los secretarios actuales, en cuyo caso el nombre que más suena para ser relevado es el de Horacio Viqueira (Desarrollo Social).

Esta segunda opción tendría más peso que la primera, aunque generaría reclamos internos del grupo peronista Megafón, cuyo referente, Juan Viola, es el segundo de Viqueira y pretendería terciar en su sucesión.

Desde Buenos Aires, ayer Viqueira le dijo a este diario que hasta ahora no ha tenido ninguna mención de Giacomino respecto a su eventual egreso. Otras fuentes, por el contrario, señalaron que su viaje fue precisamente para sondear en ámbitos kirchneristas hasta donde está asegurada su presencia en el gabinete y, en caso contrario, buscar una alternativa a corto plazo.

La mirada del referente del Frente Grande apuntaría a un cargo en la empresa Lockheed, recientemente estatizada por el Gobierno nacional. No hay que olvidar que el Ministerio de Defensa está en manos de Nilda Garré, vieja conocida del Frente Grande.

En las gateras. La indefinición de Giacomino sobre la forma en que sumará a Cáceres potencia la incertidumbre en el caso de la concejala Trigo. Si abandona el bloque del Frente Cívico, actualmente con ocho miembros y al mando de Walter Nostrala, ya tiene decidido que no encarará un bloque unipersonal, sino que se sumará a los cuatro giacoministas.

Por otra parte, el vínculo de Trigo con Giacomino sigue mediatizado a través de Cáceres y la concejala descuenta que, si pasa a militar más cerca del oficialismo, inevitablemente tiene pendiente un mano a mano con el intendente. La misma idea rige para su relación con el líder del Frente Cívico, Luis Juez, con quien comparte militancia desde hace años, aunque tiene diferencias políticas que se ahondaron después de las elecciones legislativas de de junio pasado.

¿A la justicia?

Los ocho ediles juecistas ingresaron ayer un proyecto que pide "tipificar como seria irregularidad" que el intendente no les conteste pedidos de informes. Y hasta pretenden girar el tema a un fiscal, para que determine si eso encuadra en alguna figura penal.

Comentá la nota