Giacomino ofreció un 2,5% en abril y otro 2,5% en mayo; Suoem rechazó la propuesta

El gremio municipal observa con mucho apetito los efectos que ha tenido la reforma impositiva municipal que rige desde el 1 de enero, aunque estos datos son guardados con celo por las autoridades.
El sindicato municipal (Suoem) insiste en un aumento del 7% desde el 1 de marzo y la Municipalidad contraofertó adelantar de mayo a abril una mejora salarial del 5%, pero desdoblada en dos ajustes del 2,5% en cuarto y quinto mes del año. En este punto está estancado el tercer conflicto que el gremio tiene con el intendente Daniel Giacomino, y la evolución de los acontecimientos señalan hacia un paro general por la postura inflexible del sindicato que conduce Rubén Daniele, desde donde se observan con mucho apetito los efectos que ha tenido la reforma impositiva municipal que rige desde el 1 de enero.

Los datos precisos sobre el crecimiento de la recaudación en el primer bimestre del año, son guardados con celo por el municipio, pero se sabe que se ha registrado un aumento importante en relación al mismo período de 2008.

Pero esto es consecuencia pura y exclusivamente de la revaluación inmobiliaria y, en segundo nivel de importancia, del retoque a Automotores que rige desde mediados de 2008, pero que ahora impacta desde el comienzo del año fiscal.

Giacomino incluyó en el proyecto de revaluación una cláusula por la que se autoobliga a no destinar la mayor recaudación por esa corrección en las cotizaciones fiscales de los inmuebles -homologada por el Concejo Deliberante-, a sueldos de los empleados.

Esta cláusula es de muy relativa eficacia porque la mejora por revaluación no va a un fondo de afectación específica, sino a la cuenta de Rentas Generales del municipio. No obstante, el compromiso político sí existe y quedaría muy mal parado ante un incumplimiento que, obviamente, sería señalado de inmediato por la oposición.

Ayer, Giacomino dijo que el aumento no puede otorgarse ahora y, haciendo alusión a la cláusula precitada, señaló que los vecinos asumieron un ajuste muy importante aunque equitativo de los impuestos, pero que se va a destinar a obras. “Este año le toca a los vecinos”, dijo.

También sostuvo que confiaba en que el adelantamiento a abril de parte del aumento del 5% iba a servir para destrabar el conflicto, pero el gremio salió de inmediato, a través de su secretario de Prensa, Damián Bici, a rechazar la contraoferta. “Está muy lejos de nuestras pretensiones”, expresó el gremialista.

Mientras las negociaciones no llegan a un acuerdo, los empleados van a seguir haciendo lo que mejor saben y que no es, precisamente, trabajar, sino reclamar.

Estas manifestaciones se expresaron ayer en los CPC, cuyos agentes, antes del mediodía, se concentraron en el CPC del Mercado Norte. Hoy habrá asambleas en el Cabildo y el miércoles en el Tribunal de Faltas.

Escalada

En 2008 los municipales recibieron aumentos que superaron sensiblemente una inflación calculada en un 20 por ciento. Esto hizo que alrededor del 72% de los recursos totales de la Municipalidad fueran a parar a sueldos de sus agentes.

Pero, con justeza, estos aumentos, ni siquiera los otorgados por Luis Juez, no son los responsables de la fuerte escalada de los sueldos en el reparto de los recursos. El principalísimo factor es el crecimiento de la cantidad de agentes durante la anterior administración, que llevó el total a 10.200 empleados.

En diciembre de 2003, Juez había recibido la Municipalidad con alrededor de 8.000 agentes, de los cuales se jubilaron 1.500 aprovechando un régimen de pasividad anticipada. Sin embargo, el ex intendente, en lugar de aprovechar la oportunidad para reducir o, al menos, mantener la nómina, terminó nombrando a 4.000 nuevos empleados.

Comentá la nota