Giacomino y Juez oficializaron la ruptura.

Se fue del gabinete el hermano del ex intendente. La gestión se quedó sin dirigentes juecistas. Lo reemplazará Horacio Viqueira.
Luis Juez y Daniel Giacomino formalizaron ayer lo que era un secreto a voces desde hacía meses: la ruptura política de los dos referentes del Frente Cívico. El rompimiento se concretó con la salida de Daniel Juez de la Secretaría de Desarrollo Social. El hermano del ex intendente era el único juecista que quedaba en la gestión de Giacomino.

Más allá de la evidente connotación política de la salida del funcionario juecista, el secretario de Coordinación, Álvaro Ruiz Moreno, dijo que los cambios de funcionarios se orientan "a homogeneizar el gabinete para enfocar la acción en la gestión, en las necesidades de la ciudad y no en cuestiones electorales".

Por su parte, desde Buenos Aires, Luis Juez apuntó a la cuestión política para formalizar el rompimiento con su ex amigo. "Decididamente, (Daniel) Giacomino se ha ubicado en la vereda opuesta de los sueños y de la política que quisimos construir en estos años", enfatizó del otro lado de la línea telefónica, en diálogo con este diario. Era la media tarde de ayer cuando el jefe del Frente Cívico le puso la lápida a su relación política con Giacomino.

Por su parte, el intendente ya había tomado la misma decisión durante sus vacaciones: desprenderse de todos los juecistas que quedaban en su gestión.

Pasadas las 19, Daniel Juez presentó su renuncia con carácter de indeclinable como secretario de Desarrollo Social del municipio. Si bien dejó a salvo las relaciones personales, en el texto de su dimisión el hermano del ex intendente no ahorró críticas al intendente y a su gestión.

El cargo ahora vacante será ocupado por el ex diputado nacional Horacio Viqueira, uno de los referentes del Frente Grande de Córdoba, distanciado de Juez y encolumnado con el kirchnerismo.

La desgastada relación entre Giacomino y el juecismo se profundizó en los últimos días, cuando el intendente ahondó sus vínculos con el Gobierno provincial y avaló el proyecto del centro cívico que Luis Juez había criticado.

En ese marco, Giacomino despidió el jueves pasado al asesor letrado Daniel Falfán y a su segundo, Juan Pablo Quinteros, ambos juecistas acérrimos. Y se convirtió en un secreto a voces que Daniel Juez tenía las horas contadas en el gabinete. Ayer a la tarde, el hermano del ex intendente presentó la renuncia.

Giacomino fue elegido intendente el 2 de setiembre de 2007 por el Frente Cívico, en la misma y polémica elección en la que la Justicia convalidó el triunfo del peronista Juan Schiaretti sobre Luis Juez, para gobernador.

Pero su distanciamiento con Luis Juez comenzó cuando se acercó a Schiaretti y a la presidenta Cristina Kirchner, en momentos en que el Frente Cívico tomaba más distancia de ellos.

Desilusión. En su dimisión, el ahora ex titular de Desarrollo Social lamentó "la soledad" en que debió desarrollar su función y afirmó, dirigiéndose al intendente: "Tu proyecto político ya no es el que nos unió en aquellas charlas amenas y cargadas de expectativas de 2003 y que te llevó a ocupar los lugares electivos más importantes".

Añadió que el último año padeció "la indiferencia y casi desprecio" por su actividad, para agregar que nunca hizo clientelismo político en el área social.

En un claro reproche al acercamiento de la administración municipal con el Gobierno provincial, se preguntó: "¿Cómo poder seguir el mismo camino con quien ha decidido estrechar lazos –que van mucho más allá de lo protocolar e institucional– con quienes siempre estuvieron en la vereda opuesta a lo que pensamos desde este espacio político?"

En respuesta a lo expresado por el renunciante, Ruiz Moreno sostuvo que Giacomino seguirá manteniendo las buenas relaciones con la Provincia y la Nación, para "beneficio de la ciudad".

Y afirmó también que "la ética no es patrimonio de un sector. Todos los que formamos parte de este proyecto y que trabajamos con Giacomino participamos de los mismos valores".

Además de Daniel Juez, también dejarán la cartera social municipal Sergio Sesma, subsecretario de Políticas Sociales, y Ricardo Aizpeolea, director general de Promoción del Empleo.

Otra vereda. Si bien renunciante funcionario prefirió no explayarse sobre cuestiones políticas, en cambio, su hermano, desde Buenos Aires, donde pasa los últimos días de sus vacaciones que había iniciado en Brasil, centró sus argumentos en las diferencias con el intendente.

Luego de sostener que Giacomino está ahora "en la vereda opuesta" a la de ellos, aguijoneó en alusión al proyecto de centro cívico: "El intendente está más preocupado por los negocios inmobiliarios del gobernador que por los problemas de la ciudad. Me saco un gran peso político al saber que ya no compartimos un espacio político".

Dijo que Giacomino "ha hecho de la inoperancia y la tozudez su forma de gobernar y así no se gobierna. No tiene sentido nuestra pertenencia a este Gobierno. Giacomino decidió ser socio de Schiaretti, que es un sinvergüenza".

Desde el entorno de Giacomino dijeron que de ahora en más el intendente se abocará a la gestión y que no se mezclará en discusiones políticas con el juecismo. "Somos conscientes que debemos mejorar la gestión y en eso pondremos todas las energías", dijo un funcionario.

Cambios "graduales"

Homogeneización. El lunes pasado, el intendente Daniel Giacomino regresó de sus vacaciones y anunció que haría cambios en su gabinete, pero que serían "graduales". El jueves pasado acordó las salidas del asesor letrado Daniel Falfán y de su segundo, Juan Pablo Quinteros, dos juecistas. Ayer, aceptó la renuncia de Daniel Juez de la Secretaría de Desarrollo Social. También dejarán esa cartera la mayoría de los funcionarios que llegaron con el hermano del ex intendente.

Comentá la nota