Giacomino fortalecerá su vínculo con Schiaretti y el kirchnerismo

Sus funcionarios dicen que es sólo por cuestiones de gestión. El intendente arma su estructura política.
Liberado del compromiso político con el juecismo, que lo llevó al poder, sus funcionarios más cercanos admiten que el intendente Daniel Giacomino fortalecerá sus vínculos con el kirchnerismo y con el gobernador Juan Schiaretti.

Ante la nueva estrategia del intendente de sólo hablar y mostrarse preocupado por la gestión (ver La nueva...), el secretario de Coordinación de Educación y Cultura Municipal, Álvaro Ruiz Moreno, se encargó de confirmar algo que se descontaba cuando Giacomino decidió desprenderse de todos los funcionarios juecistas: la gestión municipal fortalecerá la relación con el Gobierno nacional y con la Provincia, con quien comparte un ambicioso plan de obras en el futuro inmediato.

Los funcionarios municipales por ahora sólo hablan de cuestiones de gestión. El intendente espera fondos de la Nación para impulsar obras en la ciudad, fundamentalmente en transporte, limpieza e iluminación. Por otro lado, está comprometido con el megaproyecto del centro cívico que presentó el gobernador Schiaretti, que incluye mejoras en el centro de la ciudad.

La sintonía con la Casa de las Tejas está plasmada hoy en un aviso del Gobierno provincial en esta edición (ver 3A), en el cual se muestra el futuro plan de obras que beneficiaría a la gestión del intendente.

Guillermo Luque, secretario de Participación Vecinal, y hombre destinado por Giacomino para el armado político en los barrios, evitó referirse a cuestiones electorales. "El intendente está hablando de la gestión como prioridad. No estamos discutiendo la agenda electoral. Si cada tema se va a tamizar con discusiones electorales, será muy difícil avanzar en resolverle los problemas a la gente", afirmó el funcionario, que tiene un claro perfil político.

Aunque sin nombrarlo, Luque le respondió al ex intendente Juez, quien acusó a Giacomino de haber traicionado las convicciones del Frente Cívico cuando decidió aliarse al kirchnerismo y tener una excelente relación con el gobernador Schiaretti. "Creo que las ideas no son patrimonio de unos pocos. Yo siento que tengo ideas y convicciones, como las tienen muchos cordobeses. Lo que podemos seguir discutiendo es cómo las llevamos adelante", dijo el funcionario municipal a Radio Mitre.

Ruiz Moreno también había salido el viernes a marcar límites al discurso de Juez. "La ética no es patrimonio de un sector. Todos los que trabajamos con el intendente Giacomino compartimos ese valor".

Abanico. No obstante, más allá de la intención y la estrategia del intendente y de sus funcionarios, los cambios en el gabinete municipal tienen una indisimulable connotación política.

En una charla privada, Giacomino dijo que su nuevo gabinete muestra un gran "abanico político", con funcionarios radicales, socialistas, del Frente Grande, el Partido Intransigente y peronistas, por algunos de la agrupación Megafón, que se reconocen como kirchneristas.

La sentencia del intendente no fue ingenua. Trató de mostrar –según su interpretación– que se quedó con una porción del Frente Cívico y Social que impulsó Luis Juez.

En la pulseada política que mantiene con su ex jefe político, Giacomino se rodeó de ex funcionarios radicales. La última incorporación fue Carlos María Varas, quien desde el 1º de febrero reemplazará al juecista Daniel Falfán en la Asesoría Letrada.

Este fue un ex funcionario de la gestión de Rubén Martí, al igual que su segundo Carlos Carelli, quien también estuvo en la gestión del intendente radical.

Más allá de su preocupación por mostrarse activo en la gestión, Giacomino tampoco descuidará el armado de su estructura política. Pondrá a dirigentes de su confianza en la relación con los centros vecinales. También encabezará la reunión de radicales K que a fin de mes se realizará en Villa Dolores. Allí, aspira a mostrarse con varios intendentes radicales.

Comentá la nota