Giacomino dice ahora que no es K y añora volver a la UCR

"Soy radical. Nunca sostuve ser kirchnerista. Dije que soy soldado de las ideas, pero fue una frase desafortunada".
Después de la recordada noche de agosto pasado en que se reconoció a sí mismo como "un soldado" K delante de la propia presidenta Cristina Fernández –frase que ahora califica como "desafortunada" cada vez que puede–, el intendente de Córdoba, Daniel Giacomino, redefinió ayer su actual filiación política y arrimó algunas hipótesis sobre sus próximos pasos como dirigente.

Reivindicó que sigue siendo radical, que coincide con algunas ideas del Gobierno nacional (aunque sin ser kirchnerista, según su mirada), y también remarcó que Luis Juez le "falló" en el intento de construir una herramienta política alternativa al bipartidismo, a través del Frente Cívico y Social que lo depositó a él en la intendencia de Córdoba.

"Volvería al partido radical", dijo sin vueltas Giacomino durante una entrevista concedida a Cadena 3, en lo que sonó casi como un anticipo del futuro que planea para su carrera política.

"Apoyo el proyecto nacional, pero nunca voy a decir que soy kirchnerista", aclaró, marcando los límites de su actual adhesión al Gobierno nacional, en cuyo apoyo económico cimenta las chances de encaminar su gestión municipal, jaqueada por la escasez de recursos.

"El sistema de partidos no funciona bien. La UCR se ha desvirtuado. Soy soldado de las ideas que pregona la presidenta Cristina de Kirchner, aunque esa fue una frase desafortunada. En el velorio de (Raúl) Alfonsín eran todos alfonsinistas, pero sus ideas sobre derechos humanos y política exterior son las mismas que impulsa ahora el Gobierno nacional", interpretó, buscando puntos en común entre su proclamada ideología radical y el modelo K.

"Aposté por el Frente Cívico, una cosa diferente, y me falló Juez. Fracasó esa experiencia. Estoy en búsqueda de una alternativa superadora", agregó el intendente.

Dardos a Juez. Al incursionar en su fallida experiencia política en esa coalición, aprovechó para pasarle factura al líder del espacio, Luis Juez, a quien recriminó –aunque sin nombrarlo– su estilo por demás pendenciero.

"No estoy de acuerdo con los dirigentes de Córdoba que hacen de la pelea una forma de crecer", puntualizó, en obvia alusión a Juez, aunque también tomó distancia del estilo confrontativo de los Kirchner.

El intendente calificó de "autoritario y dictatorial" el mecanismo empleado por Juez –en rigor, su propio gusto y parecer– para armar las listas de candidatos a legisladores del Frente Cívico.

"Fue mucho más democrática la UCR al resolver sus listas que el juecismo, e incluso que en el movimiento que nosotros estamos armando, el Frente para la Victoria, la Equidad y la Justicia Social", comparó Giacomino.

Más allá de sus intentos por relativizar ese alineamiento, Giacomino está claramente erigido como una de las caras más visibles del kirchnerismo en Córdoba y asumió un papel protagónico en el armado de las listas que ofrecerá el Frente para la Victoria en las próximas elecciones. Además, su inserción en ese escenario se acentuó en los últimos días a través de la posibilidad de que su mentor político y principal asesor, Francisco Delich, encabece finalmente la nómina de diputados.

Por otra parte, también se encargó de cruzar con dureza a Juez (sugirió que se enriqueció en la función pública), al revelar aspectos de su personalidad que nunca antes había mencionado.

Comentá la nota