Giacomino criticó a Rubén Daniele: "Estamos en manos de una patota"

El intendente Daniel Giacomino luego de expresar sin ambigüedades estar en manos de una "patota", envió ayer una carta a los empleados municipales del Suoem en la que les solicita "no resentir los servicios esenciales, como educación y salud", al tiempo que calificó a los hechos vandálicos de ayer en la vía pública como "protestas desmedidas y paros encubiertos en áreas inexplicables".
Tras asegurar que la Municipalidad está "en quiebra", a través de un mensaje enviado por la red interna de Internet de la comuna capitalina, afirmó que "no hay otra expresión que explique mejor la realidad", en respuesta a la demanda del Suoem de un nuevo aumento salarial del 10 por ciento para completar el año 2009, una demanda que resultaría risueña de no mediar el marco caótico en el que fue realizada. "Hay quienes quieren desconocer este estado, pero la situación por la que atravesamos es gravísima y no puede ser resuelta con facilidad», asegura Giacomino, quien impulsa una Consulta Popular que sería contestada en la tarde de hoy por el Tribunal Electoral Federal. El titular del Palacio 6 de Julio reiteró ayer que el recorte de horas extra y prolongación de jornada tiene como objetivo «reordenar las finanzas municipales», aunque no apuntan a «dañar a los empleados ni ciudadanos», al tiempo que remarcó que "no está en juego el salario municipal, ni la antigüedad laboral, ni recortes».

Aguad duro

El candidato a diputado nacional del radicalismo, Oscar Aguad, dijo que "(Rubén) Daniele se apropió de los impuestos" y que esto constituye "un grave error", porque priva a la administración de Daniel Giacomino de los fondos necesarios para prestar los servicios municipales, hacer obra pública y mejorar la calidad de vida de los vecinos de Córdoba.

En declaraciones al programa Bajo la Lupa, de LV2, Aguad consideró que en el gobierno municipal se sigue "tropezando con la misma piedra", ya que "no se puede gobernar la ciudad con déficit y si no tiene presupuesto equilibrado".

Además remarcó que el hecho que el sindicato "se apropie de los impuestos, significa que las consecuencias las paga la ciudad" y en la actualidad se vive el fruto de "procesos de muy mala gestión mediante las cuales las sucesivas administraciones fueron entregando impuestos en manos de los empleados: primero se apoderaron de los impuestos y ahora de la ciudad, es una situación límite". "Daniele cometió el error de apoderarse de los impuestos, que sirven para dar servicios y obra pública, mejorar la calidad de vida de la ciudad, y los empleados forman parte de esos servicios; pero si se apoderan de los ingresos del municipio, no puede dar ninguna de estas prestaciones y da lugar al cuestionamiento de los ciudadanos de "para qué pago impuestos", expresó Aguad.

Asimismo, le recordó a Daniele que "también es un ciudadano que debe vivir en una ciudad que es un asco, y que retrocedió como jamás lo hizo en su historia".

Comentá la nota