Giacomino: Si me creen corrupto, que se vayan

Lo dijo por los 40 funcionarios juecistas que quedan en la segunda y tercera líneas de la planta política municipal.
El intendente de Córdoba, Daniel Giacomino, lanzó ayer una advertencia terminal a los dirigentes y militantes juecistas que todavía ocupan cargos en la segunda y la tercera línea de la planta política municipal.

"Si consideran que soy un corrupto ya se deberían haber ido", dijo Giacomino cuando los periodistas le preguntaron acerca de la "sangría" de juecistas que no se ha detenido desde que el intendente regresó de vacaciones, semanas atrás, y les pidió las renuncias a Daniel Falfán, a Juan Pablo Quinteros y al hermano de Luis Juez, Daniel, y a los colaboradores de éste.

El propio intendente informó que, a pesar de las numerosas renuncias producidas en los últimos días, quedaban aproximadamente 40 funcionarios que habían llegado al cargo por su relación política con Luis Juez.

Cuando le preguntaron si el éxodo continuaría, Giacomino respondió: "Esto se tiene que acabar de una vez por todas, porque si me han dicho corrupto, y consideran que soy un corrupto, se deberían haber ido todos. Con lo cual, si es uno por día yo voy a tratar de que esto se termine en los próximos días". Sin embargo, respondió con una evasiva cuando se le preguntó si iba a echar a los 40 que quedaban.

Enojado, Giacomino afirmó que los que lo creen corrupto "no pueden seguir conviviendo" con él. Y agregó: "Entonces, basta, se acabó la hipocresía muchachos, si creen que soy un corrupto váyanse, se acabó".

"Mi proyecto político". El intendente negó que la partida de los juecistas de su gestión tenga que ver con la necesidad política de cobijar a sus aliados kirchneristas. "No tiene nada que ver con otros partidos; voy a gobernar con aquella gente que comparte mi proyecto político, y que comparte trabajar por la ciudad, y que considera que el intendente es una persona moralmente correcta. Aquellos que me crean de otra manera, ya se deberían haber ido, y si no se van los voy a estar sacando".

El último en renunciar fue Gustavo Merletti, quien se desempeñaba como director de Control Integral de la Vía Pública.

Juez, duro con el ex socio. Consultado por este diario acerca de la situación de los funcionarios que le responden políticamente, Juez dijo que no tenía "nada que ver con la gestión Giacomino".

"A los que me preguntaron qué tenían que hacer –señaló el ex intendente– les pedí que no me trasladaran a mí esa responsabilidad". Y agregó: "Yo no me meto con el pan de la gente".

Juez volvió a cuestionar a Giacomino: "Le dimos la posibilidad de que gobernara la ciudad de Córdoba y él violó sus compromisos, violó un rumbo ético, equivocó el rumbo de la gestión y deberá responder por la ruptura del contrato social con la gente".

Le adjudicó a Giacomino haber priorizado "el transporte premium al transporte social, el negocio inmobiliario a la urbanización de los barrios pobres". Y volvió a cuestionar el acercamiento del intendente con la Provincia y la Nación. "Dime con quién andas y te diré cómo eres –afirmó–. Los valores no tienen precio. Vos podés gestionar sin plata, pero no sin dignidad, y Giacomino entregó su dignidad ante la conscripción de Cristina y ante el gobierno provincial más ilegítimo desde Lacabanne. Si vas a la cancha y 14 mil tipos te silban, debe ser porque algo estás haciendo mal".

Contrapunto

Daniel Giacomino: "Aquellos que me crean corrupto ya se deberían haber ido, y si no se van, los voy a estar sacando. Voy a tratar de que esto se termine en los próximos días".

Luis Juez: "No tengo nada que ver con la gestión Giacomino. A los que me preguntaron qué tenían que hacer les pedí que no me trasladaran esa responsabilidad".

Comentá la nota