Giacomino construirá su propio espacio político

"Ni yo, ni la gente que está conmigo tenemos previsto irnos a casa el 11 de diciembre de 2011". La frase, lanzada por el intendente de Córdoba, Daniel Giacomino, marca que paralelamente a la pelea que está dando por mejorar su gestión (él mismo admite estar en deuda con los vecinos) también ensaya algunas hipótesis sobre su futuro en la arena política.
Pasadas las elecciones, en las que además de jugar directamente para juntarle votos al kirchnerismo, logró –y con creces– erosionar las chances de su ex amigo y hoy enemigo Luis Juez, Giacomino mandó a su tropa a empezar a trabajar para consolidar un espacio propio.

Al margen de su alineamiento como soldado en el universo K, Giacomino alimentó su espacio, Convergencia, con una decena de partidos, sellos y agrupaciones, de los cuales varios ya quedaron a mitad de camino, como por ejemplo el Vecinalismo Independiente y el Partido Solidario. El peso de Convergencia recae hoy, esencialmente, en el grupo radical Bicentenario (orientado por Francisco Delich y Guillermo Luque) y los peronistas de Megafón, más el Frente Grande y otras agrupaciones menores.

El mandato de Giacomino a su gente fue claro: relanzar Convergencia y empezar a armar una referencia en la Capital.

Los primeros reflejos se verán el próximo 2 de setiembre (se cumplen dos años del triunfo electoral del actual intendente), con actividades orientadas a mostrar la gestión municipal; también se prepara un acto, con contenido más político, para concretar en setiembre. Ayer, un plenario en Río Ceballos se pronunció en ese sentido.

Cambio de rumbo. Giacomino caminó de la mano de su par villamariense Eduardo Accastello en el armado de la propuesta kirchnerista para las elecciones del 28 de junio, pero ahora que éste último enfocó sus cañones a juntar intendentes peronistas para disputar la interna del PJ, pisó el freno. "Siempre dije que no me voy a dejar llevar a la interna peronista y eso sigue vigente", repite Giacomino por estas horas.

Como alternativa, tampoco avanzó la pretensión de algún sector kirchnerista de que se juntaran los intendentes radicales K, como el propio Giacomino, Alejandro Teijeiro (Deán Funes), Juan Pereyra (Villa Dolores) Fabián Hoss (Villa General Belgrano). "Vamos a ordenar un poco lo que tenemos en Convergencia, sin rótulo kirchnerista, ni radical. Prioricemos un perfil propio y localista", insistió en los últimos días Giacomino ante sus seguidores, sin descartar que su espacio adopte el formato de un nuevo partido político.

Las urgencias de la gestión (que son muchas) no le dan margen al intendente para una fuerte actividad política.

La pretensión de Giacomino es que en lo que queda de 2009 Convergencia al menos "se empiece a mover", para tener alguna estructura armada a mediados de 2010, cuando empezará el juego de posicionamientos para las elecciones de 2011. "No podemos distraernos de la gestión, pero tampoco llegar con las manos vacías a las definiciones", graficó una fuente del Palacio 6 de Julio.

Comentá la nota