Giacomino avala el proyecto de Schiaretti

El intendente rompió el silencio y anunció que lo enviará al Concejo. Los ediles oficialistas formalizan hoy la oposición.
"Comparto los lineamientos generales del proyecto" del gobernador Juan Schiaretti pero "necesariamente tendrá que pasar por el Concejo Deliberante una vez que haya sido suficientemente consensuado".

Con esas palabras, el intendente de la ciudad de Córdoba, Daniel Giacomino, rompió el silencio autoimpuesto por sus vacaciones en la costa atlántica y fijó su posición sobre el proyecto de construir un centro de convenciones y trasladar la Gobernación a los predios del Ferrocarril Mitre, más la venta de la Casa de las Tejas y otros valiosos inmuebles del Estado provincial para pagar el emprendimiento.

A una semana de terminar su descanso en la playa, Giacomino dialogó telefónicamente con este diario para terminar con las especulaciones sobre su posición.

Reveló que en diciembre conversó del tema con el gobernador Juan Schiaretti durante una reunión en la que también participaron el secretario General de la Gobernación, Ricardo Sosa, y el ministro de Obras Públicas, Hugo Testa. En un segundo encuentro, dialogó con Testa y con el titular de la Agencia Córdoba Turismo, Gustavo Santos, sobre aspectos relacionados a la recuperación de distintas zonas de la ciudad con el aporte de fondos provinciales.

"Al proyecto no lo vi, conozco los lineamientos generales y con esos lineamientos estoy de acuerdo. Como bien dijo el viceintendente (Carlos Vicente), en la Municipalidad todavía no entró plan alguno", explicó.

Dijo que a su regreso "se dialogará con el Gobierno provincial". "La Provincia no es un enemigo con el que no se deba hablar", acotó.

"Este año para mí no es electoral, será un año de mucho trabajo para recuperar la ciudad. Nuestra meta es 2011, no porque en ese año haya elecciones sino porque terminaremos nuestro mandato y queremos llegar con la ciudad mejor", dijo, en una clara toma de distancia de las intenciones que le fueron señaladas al gobernador.

Tres ejes. Giacomino enumeró tres puntos sobre los que desea llevar adelante el tema. Son los siguientes, expresados con las palabras textuales del intendente:

"En primer lugar tiene que pasar por la legalidad y la transparencia".

"En segundo término por el crecimiento y el desarrollo de la ciudad dentro del Plan Director que presentamos como Municipalidad a fines del año pasado con la colaboración de las universidades y los colegios profesionales".

"Y por último, debe contar con el consenso de los poderes públicos para recuperar el tiempo perdido en la ciudad".

Giacomino entró en detalles cuando explicó qué significaba "legalidad y transparencia". Al respecto, dijo: "Quiero enfatizar con toda claridad que el tema irá al Concejo Deliberante. El gobernador ya sabe que así será".

Mientras el intendente confía en que la iniciativa pase la prueba del Concejo Deliberante, los concejales del Frente Cívico reunirán hoy a los desarrollistas para comunicarles que no van a autorizar construcciones en la actual Casa de Gobierno y el Pizzurno.

No obstante, Giacomino enumeró dos formas en las que el tema puede ser girado a los concejales. Una es enviar un convenio firmado entre la Municipalidad y la Provincia que el Concejo puede aprobar o rechazar pero no modificar. Es un caso similar a dos convenios firmados durante la gestión de Luis Juez entre la Municipalidad y el Organismo Nacional de Administración de Bienes (Onabe, que depende del ministro de Planificación, Julio De Vido, y del secretario de Transporte, Ricardo Jaime), que habilita construcciones privadas en los predios de la ex empresa Forja y en terrenos del Ferrocarril Belgrano, en Alta Córdoba. Esos convenios están actualmente en el Concejo.

Otra manera, explicó el intendente, sería enviar un proyecto de ordenanza para cambiar la condición de los terrenos de la Casa de las Tejas y del ex Instituto Pablo Pizzurno. El Gobierno provincial ya anunció que pretende que tenga la posibilidad de construir en altura tal como se hace actualmente en Nueva Córdoba. Algo similar hizo el intendente Juez cuando envió un proyecto de ordenanza para habilitar la construcción de 500 mil metros cuadrados en el ex Batallón 141, a partir de un acuerdo con el entonces gobernador José Manuel de la Sota. Otro proyecto posterior, también remitido por Juez, declaró espacio verde a los terrenos adquiridos por el grupo Eurnekian en el tramo final del mandato delasotista.

"No tenemos decidido cuál de las dos formas vamos a utilizar, pero lo seguro es que el tema deberá tener la aprobación del Concejo", insistió.

Giacomino rechazó, como afirma su antecesor Juez, que no se puede construir en Nueva Córdoba. "Si hubiera colapso, se habría prohibido construir y esa prohibición fue levantada hace varios años una vez que se hicieron obras cloacales y se puso en marcha la duplicación de la planta de Bajo Grande, que estará terminada para fin de año", remarcó.

Con fondos provinciales. El intendente dijo que no le "importa mucho si Schiaretti quiere vender o no", lo que a su criterio para la ciudad resulta interesante "es desarrollar zonas deprimidas, como las del río y el ferrocarril. Eso está en nuestro Plan Director. De eso hemos hablado con el Gobierno y lo seguiremos haciendo".

Explicó que ese Plan Director determina la existencia de un Consejo de Planificación integrado por universidades, facultades de Arquitectura, por colegios profesionales y por empresarios de la construcción. "Requiere un amplio consenso de todos los urbanistas integrados en ese Consejo y no será posible si no lo obtiene", destacó.

Precisó que en su contacto con Santos y Testa avanzaron en el apoyo que le dará la Provincia para avanzar en seis temas que figuran en el Plan Director.

Giacomino dijo que, a partir de la venta de los bienes públicos como la Casa de las Tejas, el Gobierno provincial aportaría fondos para las siguientes obras:

Recuperar el casco histórico de la ciudad.

Cambiar el piso del área peatonal por pórfido patagónico.

Ensanchar una de las veredas de la avenida Hipólito Yrigoyen y construir una playa de estacionamiento subterránea.

Ampliar las veredas de la Cañada.

Limitar el tránsito a troles y recuperar fachadas en la calle Belgrano a la altura de barrio Güemes.

Realizar nuevos canteros sobre la prolongación (donde está hoy la Casa de las Tejas) de la avenida Chacabuco.

Comentá la nota