Giacometti tuvo que guardar el traje

Bonfatti había anticipado la asunción como número dos del Ministerio al ex subjefe de la Unidad Regional II de Rosario, pero finalmente el gobernador sólo puso en funciones al abogado santafesino Gaviola como ministro en reemplazo de Cuenca.
El gobernador Hermes Binner tomó ayer el juramento a su nuevo ministro de Seguridad, el abogado santafesino Alvaro Gaviola, pero rompió el decreto de designación como secretario de la cartera del ex subjefe de la Unidad Regional II de Rosario, comisario José Luis Giacometti, que había sido anunciado horas antes por su ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Antonio Bonfatti. "Lo de Giacometti se cayó", dijo anoche a Rosario/12 una fuente segura de la Casa Gris para ratificar que Binner priorizó "la línea de trabajo" del ex ministro Daniel Cuenca, quien abandonó el cargo por un problema de salud, pero seguirá como asesor del gabinete. La definición de Binner dejó a Giacometti con el traje puesto y anticipa lo que ocurrirá hoy cuando Gaviola se reúna con el equipo de Cuenca: ratificará en sus puestos a los secretarios Enrique Font (Seguridad Comunitaria), Gonzalo Armas (Control de las Fuerzas de Seguridad) y Leandro Corti (Asuntos Penitenciarios). Todos, menos uno: Carlos Iparraguirre, que ocupaba la Secretaría de Seguridad que le ofrecieron a Giacometti y después lo bajaron.

Gaviola asumió en un acto con cierto tono nostálgico. Lo recibieron con aplausos, pero a Cuenca lo despidieron con una ovación. "Gracias, Daniel", le dijo el gobernador. Y ponderó su esfuerzo en la definición de políticas de seguridad, el diseño del ministerio y la preparación de los equipos de gobierno. "Lamentamos muchísimo esta situación, pero tenemos un sentido de gratitud muy grande hacia quien en todo momento ha sido un compañero de trabajo con características técnicas y humanas esenciales", afirmó. Bonfatti se levantó para aplaudirlo de pie y los demás lo imitaron. Una ovación sacudió el salón Blanco un hecho infrecuente en el protocolo oficial , mientras los ministros lo rodeaban en abrazos.

Iparraguirre siguió la escena desde abajo del estrado, junto a funcionarios de segunda línea. "¿Renunció o lo echaron?" le preguntó después Rosario/12.

Renuncié.

¿Y qué va a hacer ahora?

Me voy a mi casa.

¿Ocupará otro cargo en el gobierno?

Lo decidirá el partido. Yo llegué al gobierno porque me propuso el partido contestó Iparraguirre. Es el tercer funcionario radical que se alejará de la Casa Gris en la transición del 10 de diciembre. Los otros dos son el secretario de Finanzas, Julio Schneider que asumirá como secretario de Gobierno del intendente de Santa Fe, Mario Barletta, y el secretario de Municipios y Comunas, Jorge Alvarez, que asumirá como diputado nacional. La UCR ya le anticipó al socialismo que pretende mantener esos espacios políticos.

El nuevo ministro juró por la Constitución y las leyes. Y apenas habló un minuto: seis frases deshilvanadas en las que repitió cuatro veces la misma muletilla que suele usar Binner en sus discursos. "Estoy convencido", dijo Gaviola. No lo parecía.

Después, el gobernador ratificó la salida de Cuenca y la entrada de Gaviola como un cambio obligado por la salud del ex ministro. Y no un giro a la derecha como se especulaba en algunos despachos del gobierno después del fallido de Giacometti. "Vamos a continuar con la tarea que venimos realizando. Si bien Daniel deja de estar al frente del Ministerio, seguirá aportando sus conocimientos" como asesor, anunció el mandatario. "Este es un momento que pone a prueba la continuidad de nuestros proyectos. Los hombres son importantes, imprescindibles, necesarios, pero es el proyecto el que nos aúna y nos permite ser partes de un andamiaje de actividades para mejorar la vida de la gente",agregó Binner.

Gaviola no tuvo tiempo ni de saludar. No bien se sentó frente a los periodistas lo sacudieron las preguntas. Ya había trascendido el pasado de Giacometti, su resistencia a la reforma judicial y la decisión del gobernador de bajarlo del cargo. Sin embargo, el ministro mantuvo el suspenso.

-¿Por qué no asumió Giacometti?-, le preguntó un colega.

Lo primero que tengo que hacer es interiorizarme de todos los miembros del equipo. Ya habrá tiempo para las demás cuestiones.

¿Usted lo ratifica como secretario de Seguridad Pública?

Es una hipótesis que se trabajó esta mañana. No hay ningún apuro para resolverlo.

Lo anunció el ministro Bonfatti. No era una hipótesis, fue un anuncio planteó Rosario/12.

Le acabo de contestar. Lo primero que voy a hacer es tomar contacto con los miembros del mi gabinete.

¿Los subsecretarios de su cartera, se oponen a la designación de Giacometti?

Acabo de decirle que me voy a reunir con ellos mañana (por hoy) y luego lo vamos a resolver contesto Gaviola.

Estaba molesto por la insistencia. Pero el gobernador ya había bajado a Giacometti del cargo para evitar cortocircuitos y diferencias de criterios entre el equipo de Cuenca y un recién llegado. "No va a ser fácil nombrar a un policía en el gobierno y menos a uno con fama de mano dura", sintetizó otra fuente de la Casa Gris.

Comentá la nota