Giaco, ambiguo con la basura

Al aludir al cierre del enterramiento de Bouwer, el intendente fue poco claro con los plazos. Vecinos exigen que sea el 1º de abril.

Por primera vez desde que regresó de sus vacaciones, el intendente Daniel Giacomino se refirió ayer al cierre del enterramiento sanitario de Potrero del Estado, un hecho que los vecinos de Bouwer esperan en cuenta regresiva.

Los dichos del mandatario resultaron ambiguos sobre "el" punto que desvela y mantiene en guardia a los habitantes de esa localidad: la fecha de cierre del complejo. Giacomino prometió a inicios de 2009 que sería el 1º de abril de 2010, pero Crese ya admitió que los plazos de la licitación en marcha (para construir el complejo que relevará al actual) no permitirán cumplir con esa fecha. Esto además resulta obvio al ver el cronograma. Por su parte, los vecinos insisten en que exigirán su cumplimiento "por la fuerza" si es necesario.

Ayer, el intendente "gambeteó" una definición: dijo ser "optimista" respecto del cumplimiento de los plazos, pero a la vez precisó que la licitación para construir el futuro destino de los residuos quedará definida el 31 de marzo, esto es, horas antes del supuesto día de cierre de Potrero.

Se supone que recién a partir de esa definición, la firma que resulte adjudicataria comenzará la construcción del centro de tratamiento, aplicando tecnologías que permitan reducir en forma drástica la cantidad de basura que se entierra y promoviendo su reciclado.

Remediación. Giacomino aseguró que los vecinos de Bouwer deberán elegir cómo se clausura el actual predio: "Hay que ver cómo se cierra la fosa de Bouwer, con tierra o basura", dijo. Desde esa localidad le salieron al cruce: "El Plan de Cierre y Remediación es un documento que debe presentarse formalmente y conforme a las normas ambientales vigentes, no se trata de salir por los medios de comunicación ofreciendo tapar la montaña de basura", señalaron en un comunicado.

Comentá la nota