Gestos, saludos, quejas y varios custodios

Enfurecido.- El concejal José Franco renegó ayer contra los tres ausentes en la sesión (Dumit, Correa y Marcuzzi). "Esta actitud ya colmó la paciencia de todos. Esto es una falta de respeto a todo el cuerpo y no se puede tolerar", afirmó al finalizar la ceremonia.
Carteles promocionales.- Con entusiasmo, un grupo de empleados pegó ayer carteles en varias paredes del Concejo Deliberante para promocionar a José Miranda para la titularidad del bloque oficialista. La consigna, escrita en letras azules, simplemente expresaba el respaldo de Miranda hacia el gobernador Alperovich, al intendente Amaya y al concejal Ramón Cano.

Fotos y textos .- Al finalizar la sesión, el intendente Amaya saludó a algunos concejales. El opositor José Costanzo (Partido Autónomo) aprovechó la ocasión para acercarse al jefe municipal. "Le entregué las fotos de la Asistencia Pública. Se ve que falta el mármol: no aparece. Le pedí que tenga la humildad de enviar al secretario de Gobierno, Walter Berarducci, al recinto para brinde explicaciones", dijo. Luego, -foto- Costanzo habló el tema con Javier Morof (Unión Norte Grande).

Sin respuesta.- Ante la arremetida de Costanzo, el intendente Amaya recibió las fotocopias en sus manos, pero no le respondió ni un sí, ni un no sobre la invitación a Berarducci. "Me miró y sólo atinó a sonreír", explicó Costanzo.

Sin brindis.- En la presidencia del cuerpo (segundo piso del Concejo Deliberante), se congregaron los ediles, el intendente Amaya y los funcionarios del gabinete municipal. Sin embargo, no había un clima de camaradería. Según algunos testigos se sentía más frío que en la Antártida. Al final, LA GACETA constató que se habían formado tres grupos muy distante. Por un lado, Amaya y sus colaboradores; por otro los concejales oficialistas y, más alejados todavía, algunos opositores.

Fraterno saludo.- El diputado nacional, Germán Alfaro, saludó con efusividad al concejal radical José Luis Avignone (foto). Ambos se conocen desde los tiempos en que compartieron ese rol en la gestión 1995-1999, cuando el municipio era administrado por el republicano Oscar Paz.

Custodia permanente.- Uno de los hechos que más sorprendió a los presentes ayer en el recinto de sesiones fue que el diputado Alfaro ingresó al edificio rodeado por fornidos custodios, vestidos de saco y corbata. También llegó su inseparable colaborador, Mario "Cococho" Jiménez, ex jugador de San Martín.

Comentá la nota