Gestos de Mujica y Urribarri para destrabar el conflicto por Botnia

Mujica habló de la "necesidad de crear un clima de negociación" para acercar posiciones.
El presidente electo del Uruguay, José "Pepe" Mujica, y el gobernador de Entre Ríos, Sergio Uribarri, se reunieron finalmente ayer en el balneario Iporá, cerca de la ciudad de Tacuarembó (ubicada 380 kilómetros al norte de Montevideo), donde el futuro Jefe de Estado se encontraba tras participar de la presentación de un proyecto para la recuperación del ferrocarril en suelo oriental.

Al terminar la reunión, que se desarrolló de forma muy distendida y que duró cerca de una hora y media, lo primero que manifestó Mujica a los periodistas presentes fue que la reunión se había realizado en Tacuarembó "para dar una señal de descentralización". Y ante la avidez de los medios por saber qué era lo más sustancioso que había dejado el contacto entre ambos dirigentes, Mujica sólo se limitó a decir que lo que estaban tratando era de "crear un clima de negociación para poder terminar con este conflicto", en referencia al diferendo que los gobiernos de Argentina y Uruguay mantienen desde hace casi cinco años por la instalación de la planta de UPM (ex Botnia) en Fray Bentos, que ha llevado a que el puente que une a esta ciudad uruguaya con Gualeguaychú esté cortado desde hace más de tres años. "Mi deseo es hablar con gobernantes y no con asambleístas", señaló también Mujica. "La idea es no avanzar en la problemática sino en consultas", añadió. Uribarri, por su parte, manifestó que tiene expectativas de "recomponer" la relación entre Uruguay y Argentina, la que recordó tienen "una historia de dos siglos" y reconoció la importancia del hecho de sumar esfuerzos para poder zanjar esta controversia, aunque admitió que ve difícil que "se encuentre una solución de un momento a otro".

En tanto, el conflicto está siendo analizado por jueces de la Corte Internacional de La Haya, quienes anunciaron que para el primer trimestre de 2010 puedan tener listo el dictamen definitivo. "Tenemos que plantearnos qué estamos haciendo bien y qué estamos haciendo mal. Mientras el tema se está resolviendo en La Haya nosotros debemos mostrar madurez y no empeorar las cosas", agregó Uribarri quien dijo también estar al tanto del descontento de algunos asambleístas por su encuentro con Mujica. "A mí lo que me importa es lo que diga toda la población de Gualeguaychú", puntualizó dando de esa forma un tácito aval para el plebiscito que algunos asambleístas tienen la idea de llevar a cabo en la ciudad entrerriana para ver si la población está a favor o no del levantamiento del corte.

Pero en el encuentro no se habló solo del conflicto, los protagonistas también conversaron de otros temas como la integración económica, el turismo, el Mercosur.

El encuentro entre Mujica y Uribarri se concretó a raíz de una solicitud de entrevista que el gobernador de Entre Ríos realizó hace una semana. Horas antes del cónclave, consultado por el canal 12 de Montevideo sobre si Tabaré Vázquez estaba al tanto de esta nueva reunión es pos de comenzar a destrabar el diferendo en el que están sumidos ambos países, "El Pepe" señaló que no le había dicho nada porque "ahora anda medio lejos", en referencia al viaje que el presidente realizó en estas horas a la base uruguaya en la Antártida, aunque aclaró que de los otros dos encuentros concretados en las últimas semanas (con la presidenta Cristina Fernández y con representantes de la asamblea de Gualeguaychú) sí lo había informado.

Comentá la nota