Gesto empresario a Cristina: van a Olivos con anuncios de inversiones

En búsqueda de un acercamiento, varias empresas comunicaron planes para 2010 y fueron convocadas al convite de esta noche. Aunque habrá algunas ausencias
"La Argentina necesita que las empresas inviertan y vean al país como un sujeto digno para confiar", afirmó la presidenta Cristina Fernández en la planta de Volswagen de Pacheco, al encabezar la presentación de Amarok, la primera pick up que la firma alemana fabricará íntegramente en el país.

A una semana de que el secretario Adjunto para el Hemisferio Occidental norteamericano, Arturo Valenzuela, transmitiera la preocupación del establishment por la falta de previsibilidad y de reglas de juego para invertir –declaraciones que provocaron la aireada reacción del Gobierno–, varias compañías realizaron ayer importantes anuncios de inversión y la mandataria convocó a unos 40 directivos a cenar hoy en la quinta de Olivos. Existe un claro intento de reconciliación entre el Gobierno y el empresariado, luego de un extenso período de frialdad y desgaste en la relación.

Los dueños de las firmas más importantes del país, pero también referentes de la industria Pyme, fueron convocados el viernes para cenar hoy con Cristina. Y, llamativamente, varias compañías anunciaron ayer sus planes de crecimiento. Volkswagen, Telefónica, Ledesma y Aeropuertos Argentina 2000 eligieron el día antes del tan esperado convite para demostrarle al Gobierno su firme compromiso con el país. "Es una prueba de confianza de la empresa", le agradedió la Presidenta al titular de la automotriz, Viktor Klima, al presenciar el lanzamiento de la camioneta. Y continuó: "Necesitamos muchos Viktor Klima en el país".

En el transcurso del día, Telefónica anunció que desembolsará $ 2.100 millones en ampliar las redes en el país durante 2010; la azucarera de la familia Blaquier comunicó que el plan de desembolsos para el período 2008-2011 alcanzará los u$s 222 millones y Aeropuertos Argentina 2000 lanzó el Hospital Interzonal de Ezeiza, cuya construcción requirió una inversión de u$s 15 millones. Invitado a esa inauguración, el supermercadista Alfredo Coto se mostró proclive a apostar por el país e invertir y adelantó que el año próximo abrirá un hipermercado en Ezeiza. "Los empresarios somos generadores de empleo y tenemos que saber invertir. Este país da muchas oportunidades, con viento a favor o viento en contra", señaló Coto, al agregar que está "muy contento porque el año está terminando bien".

Hasta el propio CEO del Grupo Techint, Paolo Rocca, lució muy optimista días atrás, en el seminario Propyme, al afirmar que las empresas tienen que pensar en el largo plazo e invertir. En este contexto, y para mejorar el vínculo con el sector empresario, es que Cristina Fernández organizó la cena de esta noche. "La Argentina necesita recrear el clima de negocios y en este sentido me parece que la idea del encuentro es muy positiva. El Gobierno y el establishment tienen que dialogar", señaló el directivo de una alimenticia.

Son muchos los invitados, pero también habrá algunas ausencias, como por ejemplo el titular de Fiat, Cristiano Rattazzi, y el presidente de la UIA, Héctor Méndez, quienes hasta anoche no habían sido convocados. Asistirán, en cambio, Luis Betnaza (Techint), Federico Nicholson (Ledesma), Luis Pagani (Arcor), Sebastián Eskenazi (YPF), Aldo Roggio (Grupo Roggio), Alfredo Coto, Claudio Cirigliano (Grupo Plaza), Juan Carlos Lascurain (Adimra), Jorge Brito (Banco Macro), entre otros.

Comentá la nota