"Un gesto más" del Ejecutivo.

El Secretario de Gobierno municipal lamentó lo que calificó como actitud bastante mezquina por parte de algunos concejales para enfrentar la crisis. Correa señaló que la iniciativa del Ejecutivo forma parte de una serie de propuestas para tratar de cancelar la deuda con el Cuerpo deliberativo, y hacer frente a los demás compromisos que tiene la Administración.
El secretario de Gobierno de la Municipalidad de Ushuaia, Rodolfo Correa, salió al cruce de las repercusiones que en el Concejo Deliberante tuvo la propuesta oficial de reducción de dietas a funcionarios políticos de la Comuna capitalina, y señaló que "más allá de las opiniones que ha tenido la iniciativa, éste no es un hecho aislado del Ejecutivo sino que forma parte de una serie de propuestas para tratar de cancelar la deuda con el Cuerpo deliberativo, y hacer frente a los demás compromisos que tiene la Administración".

"Un gesto más"

Cabe destacar que desde el Concejo se había considerado que el ajuste de haberes al sector político del Municipio, planteado por el Ejecutivo, tendrá un impacto "más mediático que económico" y que no implicará "un ahorro significativo".

"Es un gesto más que hace el Ejecutivo, tras la negativa del Concejo a aceptar el plan de pago de 8 cuotas que se le había ofrecido", subrayó el funcionario, quien anotó que "de esta manera pensamos juntar un dinero más para acortar la brecha y cancelar la deuda. Ésta fue la intención, y esperamos que sea acompañada por los ediles".

En cuanto a la opinión de que el ahorro que con esta norma se logre en el Concejo debería quedar dentro del Legislativo de la Ciudad, planteada por el presidente José Luis Verdile, el Secretario de Gobierno entendió que "sería razonable, pero si esa parte que queda en el Concejo sea descontada de la deuda que tiene el Ejecutivo con el Cuerpo".

Argumentó su postura en el hecho de que "el Concejo no es un ente recaudador, que tenga ingresos propios, sino que todo lo que gasta proviene de la cuenta del Ejecutivo. Así que me parece que está claro que la partida, vaya a donde vaya, siempre es del Municipio".

Tras anotar que la medida que se intenta aplicar tiene que ver con la situación de menor ingreso que se registra actualmente en el estado municipal, "producto de la crisis económica global y de la que puntualmente padece la Provincia, que repercuten en los ingresos de la Municipalidad".

Ante esta situación descripta, dijo, "el Ejecutivo ha venido proponiendo la modificación de una ordenanza que estipulaba que aquellas cuentas específicas cuyos importes no fuera necesario utilizar en esta etapa sino dentro de 4 ó 6 meses, puedan ser usados transitoriamente para atender las cuestiones de urgencia que debe afrontar el Ejecutivo, como el pago de salarios, aguinaldo este mes, y los servicios primordiales que le brindan al Municipio desde el sector privado".

La "mezquindad" de los concejales

El funcionario calificó de "bastante mezquina" la actitud de "parte de algunos concejales, para no aprobar esa norma; lo cual nos obliga a seguir buscando alternativas, a efectos de que esta crisis la podamos superar lo más pronto posible, y sin perjudicar a sectores que creemos que hay que preservar, como por ejemplo el de los trabajadores".

En cuanto a sus expectativas sobre la suerte que tendrá la propuesta oficial en el Concejo, Correa estimó que "va a ser aprobada, aunque a lo mejor con alguna modificación que pretenden introducirla. Pero, por lo que manifestaron públicamente, ha quedado claro que la van a acompañar".

Comentá la nota