Gesto desafiante de Obama hacia China

Confirmó que se reunirá con el Dalai Lama, horas después de que Pekín advirtiera que ese encuentro "socavaría" las relaciones
NASHUA, New Hampshire.- La escalada de tensión entre China y Estados Unidos se elevó aún más ayer luego de que el presidente norteamericano, Barack Obama, confirmó que planea reunirse con el exiliado líder espiritual del Tíbet, el Dalai Lama, pese a que apenas horas antes el gobierno de Pekín había advertido que esa reunión "socavaría gravemente" las relaciones entre ambos países.

La confirmación se conoció luego de que la venta de armas de Estados Unidos a Taiwan y los ciberataques a la versión china del buscador online norteamericano Google enturbiaran los vínculos entre ambas potencias, que atraviesan su peor momento desde el cambio de mando en la Casa Blanca.

"El presidente [Obama] dijo a los dirigentes chinos durante su último viaje [a Pekín] el año pasado que se reuniría con el Dalai Lama y eso es lo que piensa hacer", explicó el vocero Bill Burton a bordo del Air Force One, durante un viaje del mandatario a Nashua.

El líder tibetano tiene planeado iniciar el 16 del actual en Washington una visita de diez días a Estados Unidos.

"El Dalai Lama es una figura religiosa y cultural respetada en el mundo entero, y es como tal que el presidente se reunirá con él", precisó Burton. "Para ser claro: Estados Unidos considera que el Tíbet forma parte de China. Nos preocupa la violación de los derechos humanos, por la forma en que los tibetanos son tratados. Llamamos al gobierno chino a proteger las tradiciones culturales y religiosas únicas del Tíbet", agregó el vocero.

Apenas un par de horas antes, Zhu Weigun, responsable del Partido Comunista Chino para las etnias y los asuntos religiosos, había advertido que una reunión de Obama con el Dalai Lama "socavaría gravemente las relaciones" con la Casa Blanca.

Pekín acusa al jefe religioso tibetano de separatismo.

"Nos oponemos a cualquier intento de una fuerza extranjera de interferir con las cuestiones internas chinas usando como pretexto" al Dalai Lama, añadió Zhu. Las relaciones entre el gobierno chino y el Dalai Lama "son una cuestión interna de China", insistió.

"Si el líder de Estados Unidos elige en esta oportunidad reunirse con el Dalai Lama, eso dañará la cooperación y la confianza entre nuestros dos países. ¿Cómo ayudará eso a Estados Unidos a superar la actual crisis económica?", amenazó.

En la última visita del Dalai Lama a Estados Unidos y en un gesto hacia China, Obama no se reunió con el Nobel de la Paz; fue el primer presidente estadounidense que no le concedió ese privilegio al líder tibetano. Sin embargo, luego el mandatario estadounidense envió una delegación gubernamental a Dharamsala, sede del gobierno tibetano en el exilio, y ahora prometió un encuentro.

Por otra parte, y en otra señal de tensión, el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Ma Zhaoxu, ratificó ayer que Pekín avanzará con sanciones contra las empresas estadounidenses que vendan armas a Taiwan, algo que Washington definió anticipadamente como injustificado.

El viernes pasado, el Pentágono estableció un acuerdo de más de 6400 millones de dólares para la venta de armas a Taiwan, en especial misiles Patriot, y naves y helicópteros Black Hawk. La venta de armas se llevará a cabo si el Congreso norteamericano no expresa oposición en un plazo de 30 días.

China, que considera que Taiwan es parte de su territorio, suspendió de inmediato sus intercambios militares con Estados Unidos.

Daño profundo

Ma sostuvo ayer que la venta de armas a Taiwan produce un daño profundo a los intereses de China, por lo cual deberá imponer las "sanciones correspondientes".

"Las relaciones en lo que hace a las grandes cuestiones internacionales o regionales serán inevitablemente influenciadas y Estados Unidos es enteramente responsable", manifestó el vocero de la cancillería, en lo que pareció una alusión a las negociaciones nucleares con Irán o con Corea del Norte.

"Nosotros pedimos firmemente a las sociedades implicadas retirarse y no formar parte de la venta de armas a Taiwan", agregó.

Entre las empresas que pueden ser alcanzadas por las sanciones se encuentran Sikorsky Aircraft, Lockheed Martin, Raytheon y McDonnell Douglas, todas con negocios ligados fuertemente a las actividades militares estadounidenses en el mundo. El apoyo de Estados Unidos a la líder huigur Rebiya Kaader, el proteccionismo comercial, el cambio climático, los derechos humanos, la revaluación del yuan o el reciente conflicto entre Pekín y la compañía estadounidense Google son otros de los asuntos espinosos que han dificultado las relaciones bilaterales.

Pese a los roces recurrentes, anoche, vocero del Departamento de Estado, Philip Crowley, dijo que las diferencias podrían solucionarse "a través del diálogo continuo" que ha impulsado el gobierno de Obama.

Agencias ANSA, AFP, AP y EFE

UN LIDER ESPIRITUAL Y POLITICO

Tenzin Gyatso es el 14° Dalai Lama, el líder espiritual y político de los tibetanos y, para el resto del mundo, un emblema de la lucha contra el régimen comunista chino. Nació el 6 de julio de 1935 en Takster, en el este del Tíbet. A la edad de cinco años, fue proclamado la encarnación del 13° Dalai Lama fallecido y oficialmente proclamado líder de los tibetanos. Con la victoria de los comunistas en China, abandonó el Tíbet e inició un largo reclamo por la independencia de su nación. En 1989 obtuvo el Premio Nobel de la Paz.

Comentá la nota