un gesto ante la crisis También los concejales bajarán sus sueldos un 15,6 por ciento

Los bloques preparan un proyecto para acompañar la rebaja que Jure decidió para el Ejecutivo. Se aplicará durante seis meses
Después del cimbronazo y de la indignación, los concejales preparan un proyecto de ordenanza para acompañar la baja en los sueldos políticos que el intendente Juan Jure anunció la semana pasada para su gabinete. Los bloques, que el martes pasado protestaron airadamente porque el jefe comunal jamás le comunicó una medida que los implicaba en forma directa, votarán una iniciativa para que la última cuota del aumento salarial que se votó el 30 de septiembre se suspenda, al menos, por 6 meses.

Tanto en el oficialismo como en la oposición hay coincidencia en que deben acompañar el gesto del gobierno. “Por supuesto que estamos dispuestos a resignar el último tramo del aumento, del 34 por ciento. Lo que reprochamos nosotros es la forma en que lo anunció el intendente. Esa misma noche nos vimos y no nos dijo nada. Nos enteramos por los medios. Hubiéramos acompañado el gesto”, manifestó Víctor Núñez, del justicialismo. El intendente había justificado la rebaja en el hecho de que se vio obligado a lanzar un revalúo inmobiliario para equilibrar las cuentas y los funcionarios políticos debían acompañar ese esfuerzo.

En el oficialismo están analizando la forma que deberá tener el mecanismo legal. En lo que coinciden uno y otro bloque es que deberán votar una ordenanza para reformar la que estableció subas salariales del 104 al 150 por ciento en los sueldos del intendente, los secretarios, subsecretarios, directores de entes descentralizados y concejales. En realidad, como ese incremento se aplicó en tres cuotas consecutivas, lo que hará el Concejo será suspender el pago de la última cuota del aumento. Provisoriamente, el alcance de la medida llegará hasta abril de 2009, tal como estableció el intendente Jure en el decreto que tiene alcance en el Ejecutivo.

Sube y baja

Hace 40 días, los concejales fijaron los nuevos salarios para la planta política del gobierno municipal. Para el intendente establecieron un sueldo mensual de 6.900 pesos y, a partir de ese monto máximo, todos los funcionarios y concejales cobran un porcentaje establecido por ordenanza.

En el caso de los miembros del Concejo, el sueldo es del 80 por ciento del intendente, es decir, 5.520 pesos. Con el descuento que se aplicarán en los próximos meses, pasarán a cobrar 828 pesos menos. Tendrán un sueldo de 4.692 pesos por mes.

A pesar de que el intendente anunció que la reducción salarial sería del 30 por ciento, en realidad, el impacto sobre los bolsillos de los funcionarios -y por lo tanto de los concejales- será del 15 por ciento porque el descuento no se aplica sobre la cifra total del salario sino solamente sobre el aumento dado en septiembre.

En el PJ señalan que dentro de seis meses podría prorrogarse, si la situación económica sigue siendo complicada.

El gobierno municipal sostiene que, si el Concejo Deliberante finalmente acompaña la rebaja de sueldos, el ahorro mensual superará los 200 mil pesos. “Vamos a estar muy cerca de cubrir los 300 mil pesos de desfase que actualmente sufre la Municipalidad”, manifestó un funcionario del Ejecutivo.

El martes, cuando se emitió su discurso por el 222 aniversario de la ciudad, el intendente anunció, sorpresivamente, la rebaja de los sueldos políticos. Apenas 40 días antes, el Concejo había aumentado los salarios entre un 104 y un 150 por ciento y pagó un alto costo político por esa decisión. El primer reproche que se oyó apuntó a que nadie les había avisado que el intendente iba a anunciar la rebaja y que la actitud había sido desleal. El encontronazo se produjo a días de que el Concejo tenga que votar el presupuesto de 2009.

Comentá la nota