Gestiones con La Rioja que quedaron en la nada

A pesar de que el año pasado el ministro de Obras y Servicios Públicos, Juan Acuña, anunciaba el inicio de conversaciones con su par de La Rioja, Javier Tineo, y autoridades de ENARGAS para ampliar la capacidad del gasoducto que alimenta a ambas provincias, las gestiones no llegaron a buen puerto. Sin embargo, la vecina provincia, cercana políticamente a la Nación, consiguió algunas ventajas de la infraestructura de este servicio, mientras que Catamarca no.
En aquel momento, el funcionario catamarqueño se entusiasmaba con las posibilidades de duplicar el ingreso de gas al Valle Central a través del gasoducto de Chumbicha, y el beneficio para la zona Este de la provincia, con otra obra desde la localidad de Lavalle.

Una de las ideas que mencionó Acuña fue la posibilidad de aprovechar el posible aumento de gas para generar electricidad local, lo que también se vio frustrado por la falta de avances en la gestión.

Comentá la nota