Gestionan retrotraer un terreno donado a los dominicos en 1964

Se trata del terreno en Laprida y Entre Ríos que la Provincia le cedió a los dominicos para que construyeran el Colegio Santo Domingo, lugar donde hoy funciona un estacionamiento.

Otra vez se genera la polémica sobre un terreno que oportunamente donó el Estado provincial y que no fue utilizado para lo previsto por la ley de donación. En esta oportunidad se trata de un predio se le donó a la Iglesia, a la Órden de los Dominicos, para que construyeran una ampliación del Colegio Santo Domingo. En este lugar de calle Laprida y Entre Ríos hace varios años que lejos de ejecutarse el proyecto original por el cual se realizó la expropiación y la consecuente donación en 1964, está funcionando un estacionamiento de vehículos. Es por esta realidad que en Diputados ya se comenzó a trabajar para que el terreno vuelva a la Provincia por no haberse cumplido con lo establecido originalmente, al igual que viene sucediendo con otros terrenos retrotraídos. En este contexto, el terreno toma mayor relevancia por las apetencias del municipio de la Capital, de marcar el sitio como el lugar ideal para construir el monumento al Cruce de los Andes, medida aprobada legislativamente a nivel nacional para que se ejecute en San Juan, dejando constancia fehaciente que la epopeya se realizó a través de la provincia.

El diputado justicialista Omar Blanco, últimamente el encargado de recuperar los terrenos que la Provincia donó a diferentes instituciones que no cumplieron con lo establecido en la ley de donaciones, dijo que comenzó a trabajar en la recuperación de un terreno que le fue donado a los dominicos para que construyeran el Colegio Santo Domingo o por lo menos una ampliación del establecimiento escolar. El motivo de la retrocesión es que lejos de ejecutar el proyecto por el que se donó el terreno, en el lugar está concesionada una guardería de vehículos, hecho que no es permitido ni contemplado por la ley de donación del inmueble.

"Este terreno pertenecía a la Provincia y estaba inscripto desde el 1964, después de un juicio de expropiación contra Ilda Pololli de Tejado Castro que se tramitó en el primer Juzgado Civil Comercial y Minería a cargo del doctor Pedro Garro de Oro. Este terreno fue donado en el ‘64 a la Órden de Predicadores de Padres Dominicos. Es un terreno que en la parte norte colinda con el convento de Santo Domingo, al sur con calle Laprida, al este con Dr. Humberto Martinez y al oeste con la calle Entre Ríos. Su superficie, según su mensura, es de 1258.52 metros cuadrados y fue donado en 1964 por medio de la Ley 2.961 a los padres dominicos para construir el Colegio Santo Domingo", dijo el diputado Omar Blanco.

El legislador, quien dijo en su momento haber recibido el pedido del Gobernador para que recuperen los terrenos que fueron donados y que no se utilizaron debidamente, dijo: "Nos vamos a poner a estudiar el caso y para hacer la retrocesión del terreno. Primeramente haremos la averiguación de todos los antecedentes, ya tengo el plano con el que fue cedido y tengo la escritura y ahora pedimos la ley que a través de información parlamentaria nos darán el material para hacer la retrocesión".

Según el legislador, el expediente ingresará a la Cámara durante este mes ya que esperan que en las primeras sesiones de abril pueda ser tratado en el recinto.

Hay apuro

La espinosa situación de recuperar este terreno que hasta la fecha está en poder de la Iglesia, en la Órden de los Predicadores Dominicos, tiene doble lectura si se pretende hacer especulaciones. Por un lado, la ley es clara al respecto cuando dice que si el terreno donado no es utilizado para lo que se contempla en el proyecto original, dentro de los plazos establecidos, se lo puede retrotraer. A esto se suma que tampoco se lo puede usar para algo que no esté contemplado en el proyecto original, lo que motoriza al diputado a gestionar la retrocesión ya que en el predio de Laprida y Entre Ríos funciona un estacionamiento que genera lucro.

Por otro lado, se puede especular con que el sitio es el ideal, marcado por el municipio de la Capital y por el gobierno provincial, para construir el monumento al Cruce de los Andes, proyecto que debería concluirse el próximo 25 de mayo. La idea del monumento está contemplada en una ley nacional sancionada el 2 de diciembre de 2009. Con esto se dispone que la Nación correrá con los costos del monumento y que será la Provincia, con el aval nacional, la que definirá el lugar para construirlo.

Es por todo esto que el lugar en discusión surge como el ideal para dicho monumento, además de estar en un sitio histórico y que no fue o es utilizado para lo previsto en 1964.

Sobre el tema en el gobierno provincial como en el Ejecutivo municipal hay mucha prudencia, más aún por tratarse de un litigio con la Iglesia para recuperar el terreno. Sin embargo, hay comentarios de que el lugar mencionado es el ideal para dicha ejecución de obra y manifestación cultural. Lo que sí confirmaron desde Gobierno es que el monumento no se colocará en la cordillera y que estará en la ciudad o por lo menos en el Gran San Juan. Rápidamente el intendente de Capital, Marcelo Lima, ofreció la ciudad para el montaje, aunque sin definir el sitio exacto. VM

Comentá la nota