"Sin gestión, ¿para qué hablar de política?"

Alperovich se aleja de la interna justicialista.
"Si no hay gestión, no hay nada; si no hay gestión, ¿para qué hablar de política?", dijo ayer a la prensa el gobernador, José Alperovich, cuando se le consultó sobre la intención de algunos mandatarios peronistas -al impulso del chaqueño Jorge Capitanich- de reunirse para analizar la situación política tras la derrota electoral del kirchnerismo, y conformar una mesa de enlace.

El titular del Poder Ejecutivo fijó claramente una posición contraria a la de sus pares, y la justificó. "Tenemos dos años y medio hasta la próxima elección: si no hay gestión, no hay nada. La cabeza tiene que estar dedicada a dar soluciones en seguridad, empleo, salud, educación; si no hay gestión, ¿para qué hablar de política?". Luego aseveró: "así, se perderá seguro: el político que se dedique a la política y no a la gestión, para mí, está muerto".

Así, el mandatario prácticamente descartó involucrarse en la interna del PJ. La semana pasada dio la primera señal, al no reunirse con el bonaerense Daniel Scioli, al frente del PJ tras la renuncia de Néstor Kirchner.

Alperovich insistió en que los próximos comicios están lejos. "Son en octubre de 2011: miren si falta... Por eso, todos tenemos que estar metidos en la gestión", insistió. Luego, el titular del Ejecutivo destacó que su administración está trabajando en muchas áreas. "Pero hace falta tanto...", recalcó. Al respecto, dijo que una preocupación central para el Gobierno es dar empleo hasta que pase la crisis. "Creo que está pasando -prosiguió-, pero seguiremos trabajando fuerte en obras públicas, porque son necesarias y porque dan trabajo. Es una forma de compensar lo que deja la actividad privada", añadió.

Visita presidencial

Alperovich confirmó que Cristina Fernández vendrá el jueves, para encabezar los actos por el 193° aniversario de la Declaración de la Independencia.

La Presidenta, en principio, visitaría la Casa Histórica y encabezaría, luego, una ceremonia en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno, con un cupo limitado de invitados. La estada de la jefa de Estado sería sumamente breve.

Comentá la nota