Una gestión marcada por la carencia de presupuesto

Por: Patricia Kolesnicov

Alguien se acuerda cómo llegó José Nun a la Secretaría de Cultura? Nun, un prestigioso intelectual, llegó para reemplazar a otro prestigioso intelectual, Torcuato Di Tella. Este se iba, en noviembre de 2004, por unas declaraciones escandalosas, pero ya había tenido problemas antes, por decir que la cultura no era prioridad para el gobierno de Kirchner, algo que -la única verdad es la realidad- estaba demostrado porque no se le daba plata suficiente. Di Tella pedía 300 millones.

Cinco años después e inflación mediante, se le habían asignado a Cultura 303 millones, de los cuales la gestión central maneja sólo 148, el resto se reparte entre varios organismos. Pero sobre estos 148 millones -con los que se pagan sueldos, alquileres, seguridad. y las actividades culturales-- le aplicaron una reducción del 20%. Y ese dinero, que la Secretaría recibe en cuotas, tampoco terminaba de llegar.

La Secretaría se atrasó en los pagos, achicó programas. Hace unos meses Nun reflotó una idea de la que había hablado con Clarín en 2006: reinstalar el Impuesto a la Herencia y destinarlo a Cultura. Estaba buscando legisladores que lo impulsaran. Pensaba plantearlo después de las elecciones.

Pese a las dificultades y fiel a su estilo caballeresco, Nun jamás tuvo una palabra contra el Gobierno. Se las arreglaba con lo que tenía y planteaba la opción de salir a buscar fondos en otra parte. Por eso, su puesto no era cuestionado. Aunque cuando asumió Cristina ya sonaban otros nombres. Entre ellos, el de Jorge Coscia.

Ayer, en la carta de renuncia, Nun destacó que su gestión no se había centrado en las "bellas artes" sino que había puesto "un gran énfasis en la construcción de ciudadanía y en la inclusión social". Parte de ese trabajo lo hizo el Director Nacional de Artes, Rolando Goldman, a quien Nun quiso promover a subsecretario pero quien fue vetado por la Casa Rosada. Nuevamente, Nun aceptó la decisión de Gobierno y siguió adelante. Ayer renunció para "facilitar la nueva etapa que se inicia". Las urnas no dejaron lugar para más.

Comentá la nota