DE LA GESTION NO HABLO

El intendente Zacca cambió su discurso en los actos públicos, ya no habla de los proyectos de gobierno como lo hacía en los primeros años de su gestión.
Delante del escenario, en un palco improvisado, lo acompañaron al intendente Leonel Zacca el secretario de hacienda, Adalberto Beorlegui, el presidente del Concejo Deliberante, Angel Capuro, las autoridades educativas del distrito y los dos capitanes de la Policía Comunal, Martignone y Pochettino. No hubo un nutrido número de funcionarios de su gabinete como otrora ocurría.

Lo que cambió de Zacca en los actos públicos son sus discursos, acorde al perfil adoptado en los últimos tiempos el intendente ya no habla de la gestión de gobierno. Sus palabras en el acto del centésimo trigésimo primer aniversario de la fundación de Alberti no fueron la excepción.

El jefe comunal se limitó a agradecer el acompañamiento de la gente y sólo hizo reflexiones en torno a la fiesta de la fundación. “Me reconforta ver esta cantidad de gente en mi ciudad. Esto es señal de que no nos olvidamos de nuestros orígenes, no nos olvidamos de quienes somos y no nos olvidamos de nuestro pueblo”.

En referencia a las actividades programadas por la Municipalidad, Zacca expresó: “Hemos organizado una serie de eventos que tienen su razón de ser. Por un lado que la gente disfrute del espectáculo de las motos, la banda, y por otro lado del desfile de toda la gente que nos acompaña. Eso representa el Alberti del presente, con el esfuerzo de la instituciones, las docentes y los chicos que van a ser nuestro futuro”.

Al mencionar la posibilidad de recordar al fundador de Alberti, el intendente les pidió a los presentes que “se sitúen en el 1700 largos, por el 1800, con la aparición del primer molino harinero. Por eso mañana vamos a estar todos juntos, todos unidos, también festejando el día de los albertinos en la casa del fundador”.

El jefe comunal destacó “a los primeros pobladores que hicieron grande a nuestro pueblo y que se animaron a formar un pueblo y que gracias a ellos, con nuestros defectos y virtudes, somos lo que somos”.

Comentá la nota