Se gesta una nueva alternativa electoral

Los primeros pasos se dieron en una reunión gastronómica que dejó muchas coincidencias "integracionistas".
Un par de casas de la tranquila Villa San Lorenzo se convirtieron en los últimos días en escenarios de tertulias de dirigentes partidarios de distintos signos. El quincho de una de esas casas fue testigo de cómo se comienza a gestar una nueva "criatura" política como alternativa de oposición para las legislativas del 2009. Radicales orgánicos, desarrollistas y representantes del PPS sentaron bases de cara a un eventual acuerdo.

La idea central es seguir los pasos que la UCR y la Coalición Cívica vienen dando a nivel nacional.

Entre jugosas costillas y sabrosos chorizos, el diálogo tuvo un contenido netamente "integracionista". Este término usó uno de los comensales que asistieron esa noche. También hizo notar la posibilidad de integrar una eventual "comisión de enlace".

A la mesa se sentaron Luis "Japonés" Espeche, Carlos Castiella, máximos referentes de la UCR, pero también estuvieron, entre otros, el ex diputado José Farizano y el abogado Diego Mariño.

Al frente tuvieron a Ricardo Gómez Diez, Virginia Cornejo, Cristina Fiore y Alvaro Ulloa. Gustavo Barbarán asistió con algunos dirigentes desarrollistas.

Varios de los presentes coincidieron en señalar que, además, fue buena la ocasión para analizar la situación nacional y provincial.

Del marco del análisis de la crisis financiera se manifestó la necesidad de confluir en "una alternativa para la ciudadanía" y se expresó que "debemos ser parte del esfuerzo antikirchnerista nacional y el reflejo en Salta de esa coalición electoral".

Esa misma noche, pero en otro asado, se festejó también en San Lorenzo el primer año de gobierno de la alianza FPV-PRS. Pero, parece que la carne fue comprada solamente por los peronistas que confiaron en el proyecto de Juan Manuel Urtubey.

Volviendo al quincho de la alternativa, la charla también giró en torno de la situación de cada fuerza. El MID se caracteriza por mantener sus aguas tranquilas y parece estar dispuesto a encarar una nueva sociedad electoral con los radicales orgánicos.

La UCR tiene en puerta una interna y los orgánicos anticipan que saldrán a defender a capa y espada cualquier arremetida de los K.

La consigna de los dirigentes ortodoxos, o puros, como gustan llamarse, es reafirmar a la UCR como oposición. El PPS hará su primera interna el 30 de enero próximo. Aseguran que "no habrá heridos, para que no se alquilen ambulancias".

Comentá la nota