Un ex gerente de Skanska pidió el sobreseimiento amparado en la ley de blanqueo

La multinacional es investigada por el presunto pago de sobornos y evasión impositiva para acceder a millonarios contratos para la construcción de dos gasoductos.
El ex gerente comercial de Skanska en la Argentina, Javier Azcárate, pidió a la Justicia su sobreseimiento. El argumento: que la multinacional sueca se acogió a una moratoria y se puso al día con la AFIP por la presunta evasión tributaria vinculada con facturas apócrifas para disimular el supuesto pago de sobornos. Así lo informaron a la agencia DyN fuentes judiciales, que precisaron que el juez en lo penal tributario Javier López Biscayart, quien tiene a su cargo la parte del expediente vinculada con la presunta evasión impositiva de la empresa, deberá resolver en las próximas semanas si hace lugar o rechaza el planteo. Más aún, López Biscayart habría recibido días atrás un informe de la AFIP del cual se desprende que Skanska saldó su deuda y, tal como lo establece la ley de blanqueo, quedó en condiciones de evitar la persecución penal por la cuestión impositiva. La ley 26.476, sancionada durante el gobierno de Cristina Fernández, establece que un acusado de evasión, cuando admita su responsabilidad y salde la deuda (o se comprometa a hacerlo mediante un plan de pagos), puede quedar exento de una acusación penal. La decisión que debe tomar el juez López Biscayart es independiente de la causa que tiene a su cargo su colega federal Norberto Oyarbide, quien investiga el presunto pago de sobornos, que no está alcanzado por la ley de blanqueo.

Comentá la nota