EL GERENTE DE COTAPA DEFENDIO LA SOCIEDAD CONFORMADA CON EL ESTADO Y RESPONDIO LOS CUESTIONAMIENTOS REALIZADOS POR LA LEGISLATURA.

El gerente de la Cooperativa Tambera Paraná (Cotapa), Marcelo Ferrer, respondió algunos de los cuestionamientos que la Legislatura realizó a la sociedad conformada entre el Estado entrerriano y la firma • Defendió la reducción de gastos lograda en los últimos años y sostuvo que “se está mucho más cerca de alcanzar un equilibrio financiero” • Contestándole al ex secretario de la Producción, Daniel Weslchen, quien había tildado de “vetusto” el equipamiento de la firma, el gerente manifestó a APF que “los equipos de la planta está en perfectas condiciones de funcionamiento” • Tras expresar que desconoce “los intereses que puede haber detrás de estos cuestionamientos”, destacó los objetivos de la sociedad que se conformó y aseguró que “se trata de un proceso totalmente transparente”.
La primera presentación ante los legisladores del proyecto de asociar al Estado con la Cooperativa Tambera Paraná (Cotapa) encontró resistencias en la Legislatura.

El ex secretario de Producción, Daniel Welschen, quien ahora se desempeña como el principal asesor en materia de producción del presidente de la Cámara baja, Jorge Busti, calificó de “vetusto” el equipamiento de la empresa y equiparó la asociación con la adquisición de Laer o el Hotel Mayorazgo. En tanto, el legislador justicialista Daniel Bescos, aseveró: “Nos estamos comprando un problema”.

El Gerente de la empresa, Marcelo Ferrer, salió a responder algunos de estos cuestionamientos. Refiriéndose “al tema del personal”, explicó que “hoy la firma tiene 129 empleados, es decir, 40 empleados menos que hace tres años” y sostuvo que dicha disminución fue consecuencia de retiros voluntarios y jubilaciones que se han ido otorgando.

“Teniendo en cuenta que se trataba de salarios de aproximadamente seis mil pesos mensuales, incluyendo los aportes patronales y las leyes sociales, la disminución de la cantidad de empleados significa una reducción de aproximadamente tres millones de pesos al año”, aseguró.

En este marco, precisó que “esta reducción de gastos implica que las finanzas de la cooperativa están muchísimo más equilibras que hace tres años”.

Uno de los cuestionamientos más duros de Welschen consistió en sus dudas acerca de la capacidad de la cooperativa. Es que, según planteó, procesa sólo 70 mil litros diarios de leche, cuando para atender sus costos debería elevar esa cifra, al menos a 300 ó 400 mil litros/día.

Al respecto, Ferrer aclaró que “la planta no tiene capacidad para producir esa cantidad”.

“La reducción de personal que mencioné anteriormente y la consecuente reducción de gastos, implica que estemos mucho más cerca que hace tres años de poder alcanzar un punto de equilibrio financiero: con 110 o 120 mil litros diarios podríamos llegar a un equilibrio”, expresó.

A su vez, hizo hincapié en “la importancia de poder producir y vender un mix de productos que tenga valor agregado, ya que las ganancias dependen del valor agregado que tenga cada uno de los productos que se vendan”.

• Equipamiento

Otra de las cuestiones sobre las que el asesor de Busti cargó las tintas fue el equipamiento de la planta, al que calificó de “vetusto”, ejemplificando que, por caso, en yogures, está 15 ó 20 años atrás de las demás marcas del mercado.

Al respecto, Ferrer afirmó que “el equipamiento de la planta está en perfectas condiciones de funcionamiento y los equipos de Cotapa tranquilamente pueden seguir trabajando en perfectas condiciones durante 10 años más”.

“La planta de pretratamiento que tiene Cotapa es relativamente nueva y es una de las mejores que hay en la provincia. Prácticamente en Entre Ríos no hay equipamiento de ese nivel, salvo en la planta de La Sibila, en Nogoyá”, agregó.

A su vez, comentó que “se están haciendo algunas ampliaciones en la planta de yogurt, lo cual va a permitir seguir actualizándose”.

• Intereses ocultos

Consultado por esta Agencia, el Gerente de la empresa sostuvo: “Desconozco los intereses que puede haber detrás de estos cuestionamientos”.

“El objetivo de la conformación de esta sociedad es mantener las fuentes de trabajo y marcar precios de referencia para los tamberos”, apuntó.

“Puede haber algunos interesados en que la cooperativa no siga funcionando, pero el objetivo que perseguimos es claro”, destacó, al tiempo que resaltó que “se trata de un proceso totalmente transparente” y sostuvo que “los números de la empresa están a disposición para todo aquel que los quiera ver y analizar”.

Comentá la nota