Gerardo Morales desmintió diferencias con Elisa Carrió

La telenovela sobre el futuro del Acuerdo Cívico y Social tuvo ayer un nuevo capítulo, luego de que el jefe de la UCR, Gerardo Morales, se viera obligado a aclarar que tenía "grandes coincidencias" con Elisa Carrió y así desmentir unas declaraciones en contrario que, supuestamente, había deslizado durante una reunión partidaria en Jujuy.
"Con Carrió tengo grandes coincidencias", afirmó Morales, para negar que ante sus correligionarios y comprovincianos hubiera deslizado críticas a la posición intransigente que la líder de la Coalición Cívica mantiene sobre la convocatoria al diálogo del gobierno nacional.

Carrió rechazó de plano sumarse al llamado de la Casa Rosada a todas las fuerzas políticas, por considerarlo una movida del matrimonio Kirchner para ganar tiempo y recuperarse de la derrota del 28 de junio.

Sin embargo, sus socios radicales aceptaron la convocatoria, aunque al cumplirse un mes de aquella reunión ?la primera de una ronda que continúa esta semana? emitieron un comunicado que calificaba de "perversa" la jugada, con lo cual pareció acercarse a la postura de Carrió.

Ciclo cumplido

En esa línea, Morales volvió a enviar ayer señales de endurecimiento político contra la Casa Rosada.

"Mientras no cambie de actitud, no retomaremos ningún diálogo con un Gobierno que ha utilizado una herramienta de la democracia sólo para ganar tiempo", se quejó, al tiempo que volvió a enumerar la agenda de temas que la UCR pretende que el Poder Ejecutivo discuta con la oposición. "Mientras no modifique el Consejo de la Magistratura; derogue los superpoderes; solucione la crisis del campo y las retenciones; sincere los datos del Indec, y reparta como corresponde la plata a las provincias, entre otras prioridades reclamadas por la gente el 28 de junio pasado, el diálogo está terminado", insistió.

Por último, Morales expresó: "El contundente resultado en las elecciones da cuenta de que el kirchnerismo está cumpliendo un ciclo y lo obliga a entender el mensaje de las urnas, aun cuando conserve más cantidad de legisladores en el Congreso". Mientras tanto, el senador radical sigue haciendo equilibrio entre la intransigencia de Carrió y la falta de apego a la estrategia partidaria de Julio Cobos.

Comentá la nota