"La gente ha premiado otra forma de hacer política".

Gabriel Petruccelli es el protagonista excluyente de la política local. Habla de las sensaciones del día después del triunfo, de su futuro en el PJ y del Concejo Deliberante que viene. Además, envía un mensaje: "Hoy hay mucha prostitución en la política".
¿Qué balance hace de la elección? -Muy bueno. No sólo por el triunfo sino por la participación y el compromiso de la gente. Sin dudas que el esfuerzo valió la pena. Fuimos coherentes y respetamos nuestro proyecto por sobre todas las cosas. No me sorprendió el resultado de la elección porque sabíamos que íbamos andar muy bien y que el triunfo era una de las posibilidades. Acá hay que tener en cuenta que tuvimos 4.020 votos en 2007, y hoy los hemos duplicado, lo que habla a las claras de que a la gente le ha llegado el mensaje y que ve en nosotros otra manera de hacer política. Esto sin duda me carga y nos carga de una responsabilidad enorme, pero también de un desafío que vamos a acompañar con la particularidad de que esta vez no lo vamos a hacer solos sino con el acompañamiento de la gente, lo que tiene un valor agregado importantísimo. Hay que responder con trabajo, con humildad, y pensando que nada se puede cambiar sino hay un proyecto detrás.

¿Fue una elección atípica, por el adelantamiento y por lo que estaba en juego? -A nosotros que se adelanten las elecciones no nos modificó nada. Veníamos con la gimnasia de la interna en noviembre, y eso nos permitió casi que darle continuidad sin pausa al trabajo que veníamos realizando. Desde un comienzo nosotros sabíamos que De Narváez en Balcarce iba a ganar y que Unión Pro tendría una muy buena elección. Mucha gente vio en De Narváez la figura de un hombre que encabeza un proyecto serio y es cierto también que algunos lo votaron como un voto castigo al kirchnerismo. Por eso tuvo corte de boleta del radicalismo y hasta del propio oficialismo, que además lo promocionó, lo que hizo que en Balcarce votaran a un candidato y a De Narváez arriba porque sabían del descontento de la gente con el gobierno nacional y fundamentalmente con el modelo kirchnerista. Incluso alguno, que se dice referente de Solá, salió a decir que apoyaba al candidato del oficialismo.

¿Hubo en el proceso electoral un factor que fue determinante? –No sé, me parece que la coherencia fue determinante. Este grupo estuvo con De Narváez cuando De Narváez medía dos puntos en la provincia y ahora se transformó en una opción que venció ni más ni menos que a un ex presidente de la Nación. Siempre nos mantuvimos en un mismo espacio porque creíamos en el proyecto y nunca dimos pasos en falso. Hoy hay mucha prostitución en la política. Tipos que se pasan de un lado para el otro por intereses personales y eso la gente lo ha condenado.

Comentá la nota