"Que la gente sea pobre no significa que sea estúpida".

El intendente Ishii defiende su rol junto a Kirchner y a su red de punteros.
Mario Ishii se toma con despreocupación las preguntas. Sean sobre su madre o su red de punteros políticos. No le molesta admitir que cobra 19.000 pesos por mes, más viáticos, en uno de los distritos más pobres del conurbano. Ni confirmar que viajó, junto con su gente, hasta Catamarca para colaborar con la maquinaria electoral de Néstor Kirchner. "Fui a ayudar a unos pibes del Partido Justicialista que me llamaron", dice.

¿Unos "pibes" o Kirchner?

No, no. Yo fui a ayudar porque se perdía por bastante y fui con 12 o 14 personas. El resto era gente de allá, pero como me vieron en un palco, empezaron a decir cualquier cosa. Es más fácil pegarme a mí que al intendente de San Isidro (por Gustavo Posse), por ejemplo. Eso sí, tiene que entender esto: en Catamarca hay como 32.000 empleados, multiplique ese número por dos o por tres y gana la elección sin pestañear.

¿Puedo ser malo?

(Se ríe) ¡Hay que serlo!

Habla de Catamarca, pero usted tiene un cuadro similar...

No. Acá tengo 3000 empleados sobre 172.000 votantes. ¿Me va a decir que con eso inducimos a 50.000 o 60.000 personas a que nos voten y así ganamos? La gente sabe por quién vota. Que la gente sea pobre no significa que sea estúpida.

¿Cuál es entonces la verdadera influencia de los punteros?

Los punteros no sé. Sí sé que muchas veces la elección la tracciona el presidente; otras, los gobernadores y otras veces traccionan los dirigentes más jóvenes. Yo estoy alentando a estos dirigentes porque tengo 50 años, y me estoy poniendo viejo...

?Debe ser complicado moverse con libertad, dada la dependencia del distrito con respecto a los fondos nacionales y provinciales?

Digamos que sin los esfuerzos de la Nación y de la provincia no tendrían que habernos dividido con los municipios de San Miguel y Malvinas Argentinas.

¿Cuál es el papel que cumple hoy su madre, doña Santa?

Hoy no cumple ninguno. Está jubilada como enfermera.

?Pero atiende en una casa, todos los jueves a la mañana, a metros de la sede del Concejo Deliberante.

Sí, ella va a esa casa. Es la "Casa de las Provincias", donde atiende desde hace 15 años a los provincianos. Les da comida y coordina a los recién llegados a José C. Paz. Pero ella vive de unos alquileres y si va a su casa, verá que todos los días comen en su casa 10 o 15 abuelos.

?¿Usted cobra 29.000 pesos por mes entre salario y viáticos?

Yo cobro 19.000 pesos, más gastos de representación, pero los combustibles me los pago yo de mi bolsillo, con eso pago mi movilidad.

¿Su municipio gasta 37.000 pesos por día en combustibles, como denuncian los concejales del ARI?

Mienten. Lo que pasa es que tengo camiones de basura municipales, a diferencia de otros distritos como Morón, pero se puede comprobar qué maquinarias gastan combustible. Además, los vales son sólo para vehículos oficiales.

Comentá la nota