«La gente ya no habla más de corrupción en Centenario»

El intendente Javier Bertoldi hizo un balance de su mandato a casi un año de comenzar la gestión con conflictos y un salvataje de fondos nacionales.
«La gente ya no habla más de corrupción en Centenario. Políticamente cerramos un buen año, aunque tenemos muchas deudas con la sociedad, que son las viviendas y los loteos sociales», resumió el intendente Javier Bertoldi.

A casi un año de haber asumido –en medio de una conflictiva transición-, el jefe comunal sostuvo que el 2008 fue un año de entablar lazos con los gobiernos centrales, y que en el próximo se iniciará un profundo cambio en materia de obra pública.

No fue un año fácil para Bertoldi ya que al iniciar la gestión tuvo una fuerte embestida por parte de grupos de desocupados que percibían planes sociales. Además soportó más de cinco cortes de ruta, y diferencias con el gobierno provincial a la hora de manejar la ayuda social para los desocupados.

«La función pública es apasionante pero muchas veces tiene su parte conflictiva, que te produce un desgaste importante. Los tiempos son otros porque en la parte privada son mucho más rápidos. Al principio yo mismo llevaba los expedientes a las oficinas y después me dijeron que todo tiene su tiempo en la administración así que me calmé» enfatizó.

Las finanzas

Como la mayoría de los intendentes reflejó que la falta de fondos es un problema crítico, pero éste se vio agravado por un conflicto gremial –similar al que vive la capital neuquina- donde la tensión y la inestabilidad no proyectan a una gestión.

«Digo que el año de gestión es muy bueno por el tipo de relaciones y convenios que se han firmado con la provincia o el gobierno nacional, donde tenemos muchas esperanzas que a partir de 2009 se volcarán recursos a la localidad», afirmó.

A pesar de que la llegada de esos fondos depende de los humores y la situación nacional, destacó que a partir del año que viene las finanzas municipales se incrementarán en 400 mil pesos más, de recursos por la renegociación del contrato con YPF, que representa 5,6 millones de pesos en 14 cuotas.

«El dinero lo vamos a utilizar para hacer cloacas y gas. Ya pedimos a Nación el dinero para hacer las troncales que son unos 800 mil pesos. Los proyectos tardan, y muchos intendentes estamos en las mismas condiciones», explicó.

Lo cierto es que a pesar de los vaivenes sociales este año pudo avanzar en el crecimiento de Centenario con obras menores, destinadas a corregir el problema de la falta de agua, el mejoramiento de los espacios verdes y un exhaustivo trabajo de regularización de tierras ante la proliferación de las tomas. «Tenemos una deuda que son los loteos sociales y las viviendas. Los loteos los vamos a entregar con mínimos servicios y eso lleva una inversión», concluyó Bertoldi.

Gestiones «en puerta» de Nación

Enripiado de más de 20 kilómetros en las calles rurales, por un valor de 4 millones de pesos. Se hará en cuatro etapas. La obra servirá para mejorar la certificación de la fruta de explotación.

Tendido eléctrico en más de 30 manzanas nuevas que eran tomas por un valor de 2,5 millones.

Ampliación del Polideportivo Municipal con albergues.

Asfaltado de más de 60 cuadras en los barrios Sarmiento Viejo (centro comercial) y 174 Viviendas por unos 6 millones de pesos.

Nueva propuesta salarial

Centenario > Luego de una tensa situación vivida la semana pasada –cuando el sindicato municipal tomó el edificio de la comuna- el viernes por la noche se llegó a una nueva propuesta salarial en la reciente mesa de diálogo.

Si bien el intendente no la integra y sí cuatro miembros de su gabinete, informó que el Ejecutivo hizo una propuesta de otorgar 150 pesos remunerativos no bonificables a los empleados municipales.

El aumento no alcanzará a los funcionarios ni al jefe comunal ya que no se hace sobre el básico, aunque sí una parte del aporte es en blanco.

«Pasamos de una oferta de 68.000 pesos a 94.300 pesos mensuales que le cuesta al Municipio. Esto lo hacemos para destrabar un conflicto porque entendemos que no hay dinero y comprometemos las finanzas», dijo el intendente.

La propuesta será analizada por la asamblea del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Centenario (Soemc) que mañana contestará al Ejecutivo. En la semana, Bertoldi tuvo que dar marcha atrás con descuentos a empleados que no trabajaron durante el conflicto, ante una fuerte presión gremial que tuvo «de rehenes» a funcionarios durante más de 18 horas en los despachos.

Comentá la nota