La gente se financia a plazos más largos y sube la incobrabilidad

Cada vez hay más usuarios que sólo pagan el mínimo del resumen de la tarjeta.
Los usuarios de tarjetas de crédito, con un presupuesto más ajustado respecto del año pasado, están más propensos a financiar sus consumos, es decir a saldar sus deudas en mayor cantidad de cuotas. Y, del otro lado del mostrador, las empresas que financian los créditos al consumo -no sólo a través de plásticos sino también de préstamos personales- están viendo cómo se les hace cada vez más difícil cobrar.

Así lo reveló una Encuesta Nacional sobre Financiación al Consumo, realizada por la consultora Deloitte & Touch, entre 79 bancos, compañías financieras, cooperativas y cadenas minoristas cuyas carteras de créditos suman $ 24.500 millones: un 48% del mercado de préstamos al consumo.

Hay un dato que demuestra el alargamiento de los plazos a la hora de financiar las compras. El año pasado, menos de 25% de los usuarios optaba por hacer el pago mínimo del resumen de tarjeta. Hoy, esa porción es del 35%.

Las emisoras de tarjetas de crédito, por ejemplo, señalaron que mientras en 2008, el 13% de los encuestados cobraba más de 90% de la deuda al vencimiento, actualmente sólo lo hace el 5% de las empresas. En tanto aquellas que cobraron menos de 75% del importe correspondiente al vencimiento, pasaron del 47% al 64% en 2009. El deterioro en la cobranza se hizo más notorio entre las compañías especializadas y comercios minoristas, que entre los bancos, explicó Guillermo Barbero, analista de la consultora.

Si bien es difícil que las empresas reconozcan el grado de incobrabilidad, el 80% de los encuestados el año pasado manifestó tener un indicador de incobrabilidad de hasta el 5% mientras que este año ese índice se duplicó para la misma cantidad de empresas. "Por eso, muchas compañías están centrando sus esfuerzos en apuntalar la cobranza para que la mora no se transforme en incobrabilidad", señaló el analista.

El consumo promedio entre los usuarios de tarjetas es de $ 200 a $ 500 mensuales (54% de los encuestados) y de $ 500 a $ 1.000 para el 26%. El promedio de las compras en cuotas es de 3 a 5 (para el 57%) e inferior a los 3 meses para el 26%

Comentá la nota