La gente desbordó las oficinas de la empresa en la avenida Ocampo Error en la boleta de EDECAT generó numerosos reclamos

El problema se originó en la impresión de los códigos de barras impresos en la parte inferior de las boletas. Así, no se podía pagar el servicio en las otras bocas de cobro, como los bancos o los locales de Pago Fácil.
Un error originado en la impresión de la boleta de la empresa EDECAT causó un verdadero desborde de usuarios en las oficinas de la prestataria del servicio de energía eléctrica, al tiempo que otro importante número se quedó sin la posibilidad de pagar correctamente la boleta correspondiente al último bimestre de 2008.

La razón de estos inconvenientes fue la imposibilidad de que las lectoras de códigos de barras pudieran identificar de manera correcta la boleta de EDECAT, por lo cual se rechazaba la posibilidad de pagar. Esto ocurría en los puntos de cobro con los cuales la empresa tiene acuerdos para que se cobre allí el servicio: puntos de Pago Fácil, bancos y supermercados de la ciudad.

De esta manera, los usuarios sólo podían abonar la factura de la luz sólo en las oficinas de EDECAT de la avenida Ocampo. Durante la mañana de ayer, una enorme cantidad de gente se agolpó frente a las cajas para hacer efectivo el pago. Es que, además de que no se podía pagar en otro lugar, ayer operaba uno de los vencimientos de la boleta, por lo que de no pagar entonces, comenzaban a operar los intereses para pagar con recargo.

La gente desbordó la atención de la empresa, y hasta el mediodía se podía observar una extensa cantidad de clientes que aguardaba ser atendido para efectuar uno de los trámites que debería generar menos inconvenientes: pagar en tiempo y forma, el día del vencimiento y sin ningún tipo de recargo su boleta.

Aunque por el momento no se ofreció ninguna explicación oficial, el problema se habría originado en el recambio del sistema de facturación que implementó la empresa. A estos inconvenientes, según añadieron extraoficialmente fuentes ligadas a la empresa, se sumarían problemas derivados de la intervención estatal en la distribuidora de energía, aunque estas dificultades no fueron especificadas. Hasta ayer, no se había informado oficialmente si el vencimiento se postergaría.

Explicaciones

Oficialmente, voceros de la empresa EDECAT S.A. explicaron que los problemas en el cobro de las facturas se produjo sólo en las lectoras de códigos de barra en los locales de Pago Fácil.

Esto se debería a que el nuevo sistema de facturación, aplicado hace 4 meses en la empresa, tiene un modo de impresión diferente de los códigos de barras para el que las lectoras no están preparadas. Igualmente se informó que el cobro es "normal" en los demás lugares, como el banco Macro, el Santiago del Estero, el Nación y las sucursales del Correo Argentino.

Pese a esta afirmación, ayer los usuarios dijeron que las boletas no eran leídas en estos lugares. También se confirmó que se habilitaron más cajeros en las oficinas de la empresa, y que no se va a postergar el vencimiento.

Comentá la nota