Gente creyente: confían en que "Lilita" Carrió resucite su candidatura a diputada por la Capital luego de la Pascua

Gente creyente: confían en que "Lilita" Carrió resucite su candidatura a diputada por la Capital luego de la Pascua
Las sugerencias de sus colaboradores comenzaron hace 12 días y se intensificaron luego de la muerte de Alfonsín. El gran error de la líder de la Coalición Cívica.
Varios colaboradores de Elisa Carrió esperan que la próxima semana, luego de la Pascua, resucite su candidatura a diputada por la Capital Federal aunque para eso tenga que enfrentar a la favorita en las encuestas, la macrista Gabriela Michetti, una amiga de la que ahora parece distanciada.

Las sugerencias de diputados y asistentes comenzaron hace 12 días y se intensificaron luego de la muerte de Raúl Alfonsín, convencidos de que el legado cívico del llorado líder radical incluye la obligación para los políticos de no eludir sus responsabilidades frente al electorado.

Estos colaboradores consideran que Carrió se equivocó feo en sus primeras reacciones luego del anuncio kirchnerista del adelantamiento de las elecciones para el 28 de junio, que en la práctica significó la unificación de los comicios locales y nacionales en la Capital.

Y, en consecuencia, dejó a Michetti y a Carrió frente a frente. Son dos amigas que se ven a sí mismas como exponentes de la "buena política" y que incluso comparten como referente espiritual al cardenal Jorge Bergoglio.

En una conferencia de prensa, Carrió exhortó a Michetti a no enfrentarse porque, aseguró, no era eso lo que querían los vecinos, y afirmó que no será candidata a diputada nacional.

No tuvo suerte: Michetti le contestó, también públicamente, que no pensaba abandonar el espacio político del jefe de gobierno, Mauricio Macri, confirmando en la práctica su postulación al Congreso. "Esa fue la peor semana de Lilita", evaluó uno de los consejeros de la jefa de la Coalición Cívica.

Es que el mensaje de Carrió fue tan endeble que dejó la imagen de que no se postulaba porque temía perder en su propio distrito, algo inconcebible para una dirigente que, según dice, sigue convencida de que será Presidenta en 2011.

Es como si un cirujano prestigioso y responsable se negara a entrar al quirófano porque le espera una operación difícil o si un piloto de Fórmula 1 no quisiera salir de boxes porque afuera llueve y la pista está mojada.

Pero, en la Coalición volvió el optimismo. Hay quienes piensan que Carrió irá segunda en la lista o en algún lugar simbólico, cosa de amortiguar mejor una eventual derrota, pero la reacción negativa de la opinión pública a las alquimias electorales de Néstor Kirchner en la provincia de Buenos Aires debería servirles como otro llamado de atención.

Comentá la nota