"Hay gente que ve en Cobos una valla de contención a los Kirchner "

"Hay gente que ve en Cobos una valla de contención a los Kirchner "
Margarita Stolbizer, diputada nacional del GEN, sostiene que el vice debe permanecer en su cargo, aunque le exige autocrítica. Y admite que su rol de opositor "no es bueno como imagen" del país.
Margarita Stolbizer se ganó la fama de dirigente rebelde el día en que se fue de la UCR en desacuerdo con la decisión de su partido de apuntalar la candidatura presidencial del peronista Roberto Lavagna para volver a ser opción electoral, allá por 2007. Y desde entonces no se calla nada. Por eso, hoy no tiene empacho en admitir que el rol opositor de Julio Cobos -con quien comparte espacio político en el Acuerdo Cívico y Social- "no es bueno como imagen pública para la Argentina". Ni tampoco en reclamarle a sus colegas de la oposición "un mayor compromiso de negociación" para solucionar la crisis del Banco Central, sin sumar "mayor crispación".

z ¿Cree que los Kirchner envían al Congreso el DNU de remoción de Redrado porque empiezan a admitir que existen límites en el ejercicio del poder?

- No creo. Podríamos inferir que esto es un retroceso en su propia estrategia, lo cierto es que se vieron impedidos de avanzar. Ellos creen que son los protagonistas de una gesta patriótica, nacional y popular y que las instituciones son un obstáculo. Las exigencias de la ley sobre los pasos que hay que dar para la remoción de Redrado eran para ellos un obstáculo y cualquiera que reclamara la aplicación de la ley lo que estaba haciendo era defendiendo a Redrado y a los fondos buitres. Con esto, lo que han hecho es generar un conflicto interno en la Argentina, un conflicto de poderes, y una fractura en la sociedad porque permanentemente están generando esta zozobra, además de una situación de aislamiento internacional. La Argentina es un país cada vez más marginal.

z ¿Tiene motivos Cristina para suspender su viaje a China y no dejar a Cobos en la Presidencia?

- Cobos ha dado muestras que no va a sacar ningún decreto en ausencia de la Presidenta. Yo creo que no sale porque tiene que estar dando explicaciones. Hoy ir a cualquier país del mundo es tener que explicar el desastre que hizo, la verdad.

z ¿Cómo se resuelve este entuerto institucional?

- No es tan complicado. El gran problema es que ellos se van metiendo cada vez más en su propio lodo. No comparto todas las posiciones de la oposición, no creo que necesitemos una cuestión de tanta urgencia. Me parece que el funcionamiento normal del Congreso haciéndose cargo de definir la asignación y disposición de los recursos públicos -éste es el fondo de la cuestión- es la vía. Lo de Redrado termina siendo un tema no tan importante en medio de lo central que es cómo se asigna, se gasta y se controla la asignación de las partidas presupuestarias y de las reservas.

z Usted se desmarcó de la oposición tanto en el impulso a la autoconvocatoria del Congreso como en el pedido de juicio político a Aníbal Fernández. ¿Por qué?

- No comparto ninguna de las dos cosas. Me parece que en una situación de conflicto como la que hay uno puede tomar dos decisiones: o agrega conflictos a los conflictos, o empieza a tener un mayor compromiso de salida de negociación. Hoy, un pedido de juicio político por causas que son de hace 2 ó 3 meses, más allá de que son graves, es para la noticia y la foto del diario... porque esto no cumplió ningún otro efecto. Deberíamos buscar descomprimir las situaciones y no crear mayor crispación desde la propia oposición. Hay cosas a las que no les encuentro demasiado sentido, y a la autoconvocatoria mucho menos. ¿Cuál sería el efecto de una autoconvocatoria en enero o febrero? Ni siquiera estamos en condiciones de conseguir el número, pero si lo hubiera, ¿cómo queda la Argentina con un Congreso que la mitad está sentado en sus bancas y la otra mitad está afuera no aceptando? No podemos profundizar esa situación, hay que encontrar una vía de escape... Si hay en algún caso situaciones judiciales que resolver, ya la Justicia está interviniendo. Por otro lado, es el Congreso el que tiene que decidir la política monetaria y financiera de la Argentina y la remoción o no del presidente del BCRA.

z ¿Se tiene que ir Redrado?

-Sí, debería renunciar. Es insostenible su presencia, porque además hay otro dato: el BCRA no tiene autonomía, no es un organismo autónomo del resto del Gobierno. Es un organismo que tiene autarquía, un nivel mucho menor, que no permite que el BCRA vaya por un camino y la política del Gobierno por otro.

z ¿Y Cobos? ¿No es insostenible que siga en el Gobierno ya lanzado como candidato para 2011?

- Sí, no es bueno como imagen pública de la Argentina y me parece que esto tendría que pasar por un reconocimiento explícito de los errores que se cometieron, porque Cristina parece siempre endosarle responsabilidad al otro olvidándose que a Cobos lo inventaron ellos, lo llevaron ellos a ese lugar. Y Cobos debería hacer una autocrítica porque le ha hecho mucho daño a su partido y ha formado parte de esta confusión.

z La sensación es que Cobos es la tabla de salvación que hoy tiene la UCR, como fue Lavagna en 2007. No le exige un mea culpa...

- Digamos que ése es un problema en general de la Argentina. Hay hoy una democracia más de candidaturas que de partidos, importa que alguien marque en las encuestas para que termine siendo el candidato favorito, los partidos deciden en función de las encuestas quiénes son sus representantes, los candidatos hablan por sí mismos y no por los partidos que representan. Hay que recomponer el sistema de partidos.

z ¿Tiene que renunciar Cobos?

- No. Si se fuera, la situación sería mucho más compleja porque creo que hay gente que siente que todavía Cobos ahí es como una valla de contención, un freno frente a las cosas que podrían hacer si él no estuviera en ese lugar. También muchas veces he planteado que es muy difícil estar en ese lugar, es fácil de afuera decir "tiene que quedarse". ¿Cuánto tiempo resiste emocionalmente una persona en esa posición?

z De hecho, el oficialismo salió en masa a exigir que renuncie...

- Sí, se lo quieren sacar de encima. Pero viene un tiempo de bastante tensión, en el cual no sería difícil pensar que tal vez su voto tenga que desempatar. Y éso es lo que lo hace importante en lo que será el funcionamiento del Senado. Su presencia institucional se vuelve más útil.

z ¿Cobos usa la Vicepresidencia para posicionarse de cara a 2011?

- Y, no hay duda de que él ha ido construyendo su imagen y su candidatura desde ese lugar. Yo preferiría que no hubiera tanta anticipación en la promoción de su candidatura. Creo que no fue oportuno que él hablara del tema. Todavía hay que discutir mucho.

z Esa actitud también produjo grietas con Carrió dentro del Acuerdo Cívico. ¿Se terminó el romance entre Lilita y la UCR?

- No sé si hubo un romance entre el radicalismo y Carrió, tal vez hubo un romance entre Carrió y Morales. No creo que Morales estuviera arrastrando a todo el radicalismo en ese idilio. Además, Carrió tiene estas posiciones que de repente tiene ese idilio, luego los acusa de estar en un pacto...Carrió fue muy dura con la UCR y con Morales cuando Morales acompañó a Lavagna, posición que yo compartí con Carrió en ese momento, y después terminó olvidándose de todo eso y saliendo de paseo con Morales. Debemos tener una política más madura.

z Así, ¿llega el AC y S a 2011?

- Estamos obligados a llegar porque una fractura que debilite al AC hoy es funcional a Kirchner o a que terminemos en un ballotage con dos listas peronistas. Y eso es muy malo para el funcionamiento del sistema político.

z ¿Existió o no el pacto entre el Gobierno y la UCR que denunció Carrió ?

- No me consta. Ahora, si hubiera existido, no me parece un pacto espurio. La UCR tiene hoy una justificada preocupación por el futuro y no me parece mal que esté buscando una salida. Si la salida de Redrado puede servir para destrabar y que se discuta en el Congreso la cuestión de fondo.... Este Gobierno está dejando un campo minado a los que vienen. Si alguien se preocupa por desactivar esas minas es bueno.

z ¿Está de acuerdo con el uso de reservas para pagar de la deuda?

- Es una gran mentira. El pago de la deuda tiene sus recursos asignados en el Presupuesto: $25.000 millones. El invento del Fondo del Bicentenario, que asigna esos $25.000 millones, los u$s 6500 millones, al pago de la deuda, lo único que intenta es liberar estos recursos para otras cosas...

z ¿Cuáles?

- Clientelismo político institucional. Con gobernadores, intendentes, sindicalistas. Ése es el poder de Néstor Kirchner. Kirchner sólo tiene poder si reparte plata -y para eso necesita plata-, para que sus amigos sigan haciendo buenos negocios con la plata del Estado.

Comentá la nota