La más generosa actividad económica: el Turismo

Por Ernesto Palacios, director de Turismo de Tandil.

Hace 29 años que se celebra todos los 27 de setiembre del Día Mundial del Turismo, decisión tomada en 1980 por la Asamblea General de la Organización Mundial del Turismo.

Dicha fecha fue elegida porque coincide con la finalización de la temporada turística alta del hemisferio norte y el comienzo de la temporada en el hemisferio sur. Por otra parte el propósito fue fomentar la toma de conciencia entre la comunidad internacional de la importancia del turismo y sus valores culturales, sociales, políticos, económicos, étc.

En Tandil el crecimiento de la actividad ha sido sostenido durante los últimos años. El sector público encabezado por la gestión del Dr. Miguel Angel Lunghi ha logrado desarrollar una eficiente articulación con el sector privado a partir de la creación del Instituto Mixto de Turismo, síntesis de una potente herramienta asociativa del desarrollo local entre lo público y lo privado.

Hoy todos los actores que integran el sector son conscientes que Tandil es una ciudad con una notable presencia de turistas durante todo el año, sin estacionalidad lo cual es una fortaleza, pero que aún está en proceso de ser una comunidad turística con plena conciencia de ello. Por lo cual desde el Instituto Mixto no solo se trabaja en la promoción del destino, sino que también se apuesta a la capacitación y formación de todos los dirigentes públicos y privados por parte de calificados y reconocidos consultores nacionales.

Tandil es un territorio bendecido en el centro de la geografía bonaerense, en el cual el principal activo es su paisaje que debe cuidarse y preservarse con inteligencia sobre todas las acechanzas, no solo de los impactos ambientales locales negativos, sino de las amenazas que soporta el mundo como el calentamiento global, la contaminación en todas sus formas y las acciones predadoras producto de malformaciones culturales.

También sus potencialidades se multiplican por la gama de productos que ofrece y puede ofrecer: el turismo religioso con una abundancia de sitios o lugares como pocos destinos pueden disponer; el descanso propiamente dicho en ámbitos bucólicos rodeados de sierras y el verde de sus praderas: los paseos tradicionales y los nuevos, unos más atractivos que otros: Movediza, Centinela, Parque Independencia, Calvario, Pioneros, Quijote, Lago del Fuerte todos de acceso libre y gratuito. Los circuitos aeronáuticos, rurales, culturales. Las actividades de aventura en pleno desafío y goce con la naturaleza. Los productos de alta gama como el golf, el polo, el tenis. La enorme y variada oferta cultural y artística, lo lúdico con casino e hipódromo.

Hoy tenemos una situación privilegiada en el concierto turístico nacional, y una enorme responsabilidad de sostenernos y continuar en el camino del aprendizaje potenciando todo lo bueno, corrigiendo lo erróneo, pero todo debe ser sobre estos tres pilares: calidad en los servicios, razonabilidad en las tarifas y amabilidad en el trato.

Comentá la nota